20 de julio de 2019
  • Viernes, 19 de Julio
  • 30 de junio de 2014

    Las fuerzas de seguridad desmantelan varias células terroristas tras los últimos atentados en el país

    MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

       Las fuerzas de seguridad libanesas han desmantelado en los últimos días varias células terroristas y han arrestado a algunos de sus integrantes bajo la sospecha de que planeaban atentados en el país, según ha indicado el fiscal general del Estado, Samir Hammud.

       "Varias células (terroristas) han sido descubiertas y algunos de sus miembros han sido detenidos bajo la sospecha de que han participado en algunos incidentes de seguridad", ha indicado, en declaraciones concedidas al diario libanés 'The Daily Star'.

       Hamud, que ha rechazado dar detalles sobre estas operaciones, se ha negado también a dar información sobre el ciudadano francés arrestado este mismo mes en el barrio beirutí de Hamra, presuntamente vinculado con el suicida saudí que se inmoló la semana pasada en un hotel de la capital.

       El terrorista suicida se inmoló durante una redada en el hotel, tras lo que el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) publicó un comunicado en el que aseguró que el hombre era integrante de la organización, una reclamación de autoría que las autoridades están tomando en serio.

       El presunto anuncio por parte del ISIS se produce tres días después de una declaración en nombre de las Brigadas Abdulá Azzam, vinculadas a Al Qaeda, que --sin reivindicar directamente la responsabilidad de los atentados del viernes y el lunes-- advirtió de más ataques contra objetivos chiíes en Líbano.

       Las Brigadas fueron fundadas en 2009 y se cree que tienen combatientes tanto en Líbano como en la península Arábiga. Su nombre recuerda a un colaborador palestino del exlíder de la organización terrorista Al Qaeda Usama bin Laden muerto por la explosión de una bomba en 1989. La unidad libanesa lleva como nombre Ziad al Jarrah, un libanés que participó en los atentados del 11-S en Estados Unidos.

       Se trató de la tercera explosión que sacude Líbano en una semana. El lunes, otro terrorista se inmoló en un puesto de control del suburbio de Tayyouneh, en Beirut. El 20 de junio, otro suicida atacó una comisaría en la ciudad de Dajr al Baidar, en el este.

    Para leer más