10 de diciembre de 2019
16 de noviembre de 2019

El exvicepresidente de Bolivia denuncia reuniones entre la oposición y los militares y que "corrió plata"

El exvicepresidente de Bolivia denuncia reuniones entre la oposición y los militares y que "corrió plata"
El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera - REUTERS / DAVID MERCADO

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exvicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera ha denunciado este sábado que hubo reuniones entre el dirigente opositor Fernando Camacho y militares y policías y que "corrió la plata" antes llegar al momento más grave de la crisis política actual en el país andino.

García Linera ha comparecido este sábado en una entrevista con la emisora de radio argentina La Pizarra en la que ha asegurado que hubieran derrotado a la movilización de la oposición si la Policía no se hubiera amotinado y el Ejército no hubiera "sugerido" a Morales su dimisión.

El ya exvicepresidente ha destacado que incluso desde antes de las polémicas elecciones del pasado 20 de noviembre él empezaba a sentir que "algo se estaba gestando".

Además, García Linera ha explicado que está analizando junto a Evo Morales lo que ocurre en Bolivia y ha adelantado que su sentimiento es de "indignación" ante lo que está pasando. "Te radicaliza el espíritu de lucha", ha apuntado.

En cuanto a la salida de Morales de Bolivia, García Linera ha indicado que le sorprendió la actitud del presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, y su "preocupación" por la situación de Morales y la suya propia. Igualmente ha destacado la ayuda de México para sacarlos del país. "Mexico estuvo firme y puso a salvo la vida de Evo Morales, mientras que otros gobiernos les "cerraron las puertas", ha revelado.

La crisis política en Bolivia estalló tras las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre. Evo Morales proclamó su victoria mientras que la oposición denunció un "fraude gigantesco". La auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha confirmado "irregularidades".

Morales dimitió el domingo y el martes llegó a México en calidad de asiliado político. La vicepresidenta del Senado, Jeanine Áñez, se ha proclamado mandataria interina para evitar el vacío de poder dejado por la renuncia del líder indígena y otros altos cargos, asegurando que su objetivo es celebrar nuevas elecciones, pero los afines a Morales denuncian un golpe de Estado en toda regla.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional