20 de mayo de 2019
2 de diciembre de 2014

El general Alzate solicita el retiro del servicio activo en las Fuerzas Militares tras su liberación

El general Alzate solicita el retiro del servicio activo en las Fuerzas Militares tras su liberación
COLPRENSA

BOGOTÁ, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El general Rubén Darío Alzate ha anunciado este lunes que pedirá la baja de las Fuerzas Militares, tras reconocer que violó los protocolos de seguridad en su afán por acercarse a las comunidades del departamento de Chocó, durante su primera intervención ante los medios de comunicación después de haber sido liberado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Por mi honor militar, como primera virtud del soldado que he respetado sirviendo por más de 33 años de entrega a nuestra patria, y por el amor y respeto a nuestra institución militar, que por este hecho se ha visto afectada, he solicitado al Gobierno Nacional el retiro de mi servicio activo", ha dicho el oficial.

El general decidió moverse sin escolta en una zona de presencia de la guerrilla, lo que facilitó su secuestro hace dos semanas y ha suscitado algunas dudas. "Mi afán de servicio y amor por el pueblo del Chocó me llevaron a no aplicar los procedimientos de seguridad que debía adoptar en mis desplazamientos", ha agregado Alzate.

De acuerdo con la versión del alto cargo del Ejercito de Colombia, en la localidad de Las Mercedes se está desarrollando un proyecto energético para el desarrollo comunitario, en el que también participaba su asesora, la abogada Gloria Urrego, quien también fue secuestrada con él cuando se desplazaban hacia esta zona.

"Me informé de la situación de Inteligencia del área y decidí adoptar medidas como la desinformación de mi ruta y el manejo del bajo perfil", ha explicado Alzate, que pretendía hacer frente de esta forma a la "natural desconfianza" de los pobladores de esta región hacia la Fuerza Pública, tal y como informa el diario colombiano 'El Tiempo'.

Por último, el general ha revelado que durante las dos semanas de cautiverio estuvo esposado, hizo recorridos diarios de dos horas de caminata y fue objeto de amenazas de muerte por parte de sus captores.

SECUESTRO Y LIBERACIÓN

Alzate y el cabo primero Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego fueron secuestrados el 22 de noviembre en una zona rural de Chocó, según unas versiones, para reunirse con un grupo de líderes locales con el fin de detallar un plan de desarrollo regional, y según otras, para recoger a un grupo de guerrilleros desmovilizados --un segundo punto que habría descartado el propio Alzate--.

Las FARC argumentaron que habían sido secuestrados porque estaban desempeñando funciones militares, aunque no detallaron cuáles, negando así que hubieran roto la promesa que hicieron en 2012 de renunciar a las capturas de civiles.

El general y sus dos compañeros fueron liberados el domingo en el marco de un operativo humanitario en el que participaron el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) y los países garantes del diálogo de paz.

Tras la liberación de estos últimos rehenes, el Gobierno ha enviado a Cuba a sus negociadores para reanudar cuanto antes el diálogo de paz, aunque antes, tal y como han subrayado las FARC, habrá que "recomponer" la confianza.

POLÉMICAS IMÁGENES

Tras la liberación se ha difundido una fotografía inédita en la que el guerrillero de las FARC 'Pastor Alape' y el general aparecen abrazados, lo que ha dado lugar a una fuerte polémica. El miembro de las FARC ha argumentado que su presencia en la liberación del general Alzate y sus dos acompañantes era "necesaria" para demostrar el compromiso del grupo armado con la paz.

En una entrevista a TeleSur, 'Pastor Alape' ha explicado que "representaba el interés en resolver la situación, en buscar un mecanismo inmediato que imposibilite que ante circunstancias de ese tipo se vuelva a generar una situación tan complicada para el país como para el diálogo de paz".

"Era necesario que nos comprometiéramos con todo nuestro espíritu con la paz, que estuviera allí alguien que pudiera sortear cualquier situación que se presentara", ha dicho, interrogado sobre su presencia en la liberación de Alzate y los suyos.

Sin embargo, Alzate ha asegurado este lunes, durante la rueda de prensa en la que ha pedido su baja del Ejército, que fue "forzado a un show mediático con fotos y vídeos", desmarcándose de este polémica imagen con 'Pastor Alape'.