7 de marzo de 2021
8 de septiembre de 2008

Georgia denuncia en la CIJ las violaciones rusas de los Derechos Humanos en Abjazia y Osetia del Sur

Georgia denuncia en la CIJ las violaciones rusas de los Derechos Humanos en Abjazia y Osetia del Sur
REUTERS

LA HAYA, 8 Sep. (Reuters/EP) -

Georgia denunció hoy a Rusia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, por violaciones a los Derechos Humanos de la población de origen georgiano que vive en las regiones separatistas georgianas de Abjazia y Osetia del Sur. Si la CIJ considera que tiene jurisdicción en este caso, dentro de dos o tres semanas podría responder a la denuncia.

Tiblisi pretende que la CIJ, que investiga las disputas entre países, emita una orden provisional o un requerimiento judicial que obligue a Moscú a poner fin a esas violaciones, "incluidos los ataques contra civiles (...), los asesinatos, los desplazamientos forzados y el rechazo de la asistencia humanitaria".

Previsiblemente, Rusia cuestionará la jurisdicción de la CIJ durante los tres días que dure la vista del caso, y también podría negar la discriminación étnica de la que habla Georgia o asegurar que la situación está fuera de su control.

En una denuncia hecha por Georgia el mes pasado, poco después de que Rusia invadiese su territorio tras el intento de Tiblisi de recuperar por la fuerza el control de Osetia del Sur, Tiblisi alegaba que Moscú incumplió la convención antidiscriminación en las tres ocasiones en que intervino en Osetia del Sur y Abjazia entre 1990 y agosto de 2008.

El Gobierno georgiano también mantiene que más de 400.000 de sus ciudadanos --casi el 10 por ciento de su población-- se han visto obligados a abandonar sus hogares desde 1991, cuando el país dejó de formar parte de la URSS, debido a una campaña de violencia y de intimidación respaldada por Rusia. Tiblisi pide además que Moscú permita el regreso en unas condiciones de seguridad de los georgianos desplazados por la violencia.

HECHO SIMBÓLICO

Probablemente, Georgia entiende esta denuncia ante la CIJ como un hecho simbólico para intentar perjudicar la imagen de Rusia. Según André de Hoogh, catedrático de Derecho Internacional en la Universidad holandesa de Groningen, consideró que las posibilidades de que Tiblisi gane el caso son escasas a menos que demuestre que las acciones de Moscú estaban motivadas por discriminación racial.

Los casos que llegan a la CIJ a veces tardan varios años en resolverse, pero el embajador georgiano en Países Bajos afirmó que espera una decisión pronto. "Somos muy pacientes", dijo, si bien opinó que al tribunal "no tardará tanto en actuar como en otros casos porque la situación sobre el terreno realmente es muy complicada" y se necesita una decisión "muy pronto porque la población está sufriendo".