17 de febrero de 2020
24 de enero de 2020

Ghani dice que una reducción de tropas de EEUU "no tendría un impacto material" en Afganistán

Ghani dice que una reducción de tropas de EEUU "no tendría un impacto material" en Afganistán
El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani - SVEN HOPPE/DPA - ARCHIVO

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha destacado este viernes que una reducción de las tropas desplegadas por Estados Unidos en el país "no tendría un impacto material" sobre las capacidades de Kabul para mantener la seguridad.

Los talibán llevan meses dialogando con diplomáticos estadounidenses para acordar la retirada de más de 20.000 efectivos de las fuerzas internacionales de Afganistán a cambio de garantías de que el país no será usado como base para ataques terroristas.

Por contra, hasta ahora se han negado a negociar directamente con el Gobierno de Ghani, al que consideran un "títere" de Occidente. Kabul ha exigido un proceso de conversaciones directas de cara a la firma de un eventual acuerdo de paz.

"Una reducción, en este momento, no tendría impacto material en nuestra capacidad y voluntad para garantizar que se avanza", ha dicho Ghani, en una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNBC.

En este sentido, ha destacado que, en comparación con la situación hace cinco años, el número de tropas internacionales en el país es pequeño. "Todas las predicciones eran sobre pesadumbre y caos. Que íbamos a derrumbarnos. No lo hicimos", ha destacado.

"Las fuerzas de seguridad han resurgido como una fuerza significativa. La seguridad es un problema, nadie puede decir que no, pero la dirección es la correcta", ha argüido el mandatario afgano.

De esta forma, Ghani ha dicho que considera que "por supuesto" que las tropas estadounidenses habrán abandonado el país durante la próxima década, si bien ha apuntado que la incertidumbre "es la norma".

El presidente afgano ha manifestado además que la sociedad "está preparada para la reintegración" de los talibán en caso de que estén dispuestos a "poner fin a la violencia".

"Si consideran la paz como un caballo de Troya para derribar al Gobierno y la sociedad, entonces la sociedad y el Gobierno se movilizarán", ha apuntado, antes de resaltar que "la seguridad (de Afganistán) no es responsabilidad de Estados Unidos".

Por otra parte, ha destacado que es "uno de los pocos líderes que tiene una excelente relación" con el presidente estadounidense, Donald Trump, al tiempo que ha resaltado que "no tiene problemas" a la hora de abordar la agenda bilateral con él.

Así, ha indicado que "encuadra" la relación bilateral "en términos de las prioridades que (Trump) prometió al pueblo estadounidense". "La cuestión es cómo encontrar puntos en común y, cuando lo hay, cómo avanzar", ha explicado.

Ghani ha destacado que el estilo de Trump es "alborotador". "Eso significa que cuanto el 'statu quo' alcanza un punto en el que no se producen los resultados que quiere, inicia un cambio radical", ha zanjado.

FIN DE LOS ATAQUES CONTRA LOS CIVILES

Durante la jornada, la organización no gubernamental Amnistía Internacional ha afirmado que las negociaciones entre Estados Unidos y los talibán deben incluir un compromiso con el fin de los ataques contra la población civil.

"En un conflicto marcado por los ataques contra civiles, el término 'reducción de la violencia' es un absurdo. No puede haber un nivel aceptable de violencia", ha dicho Omar Waraich, subdirector de Amnistía para el sur de Asia.

Durante la semana pasada surgieron informaciones en los medios afganos que apuntaban a que el líder de los talibán, el mulá Hebatulá Ajundzada, habría aceptado una "reducción de la violencia" en Afganistán durante un periodo de siete días a condición de que Estados Unidos firme previamente un acuerdo de paz.

Tras ello, el ministro de Exteriores de Pakistán, Shah Mahmud Qureshi, confirmó que los talibán están dispuestos a una "reducción de la violencia" en Afganistán, si bien no se plantean por ahora declarar un alto el fuego.

Sin embargo, el secretario de Estado para Asuntos de Paz de Afganistán, Salam Rahimi, tildó de "inaceptable" la postura de los talibán y reclamó un alto el fuego como paso previo a unas conversaciones de paz.

"Estados Unidos y los talibán deben comprometerse con el respeto a las leyes de guerra y poner fin a todos los ataques contra civiles afganos", ha señalado, antes de reiterar que "las afirmaciones sobre la paz no pueden ser tomadas en serio mientras los combatientes sigan atacando a civiles".

Por ello, ha recalcado que las partes "deben comprometerse con la protección a los civiles" y que "todos los ataques contra civiles deben ser investigados y juzgados". "Las conversaciones de paz no deben, bajo ninguna circunstancia, convertirse en una licencia para la impunidad", ha remachado Waraich.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional