5 de diciembre de 2019
21 de noviembre de 2019

El Gobierno de Áñez denuncia que simpatizantes del MAS vuelven a cercar la planta de hidrocarburos de Senkata

El Gobierno de Áñez denuncia que simpatizantes del MAS vuelven a cercar la planta de hidrocarburos de Senkata
Manifestaciones en torno a la planta de hidrocarburos de Senkata - REUTERS / DAVID MERCADO

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ha denunciado que simpatizantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido político del ex presidente Evo Morales, han vuelto a cercar "masiva y peligrosamente" la planta de hidrocarburos de Senkata, en El Alto, clave para el suministro a La Paz, en el marco de la crisis postelectoral.

"La planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), ubicada en la zona de Senkata de la ciudad de El Alto, se encuentra en este momento masiva y peligrosamente cercada por persona afines al Movimiento al Socialismo", ha informado el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Según Defensa, los simpatizantes del MAS, "con la ayuda de súbditos extranjeros, pretenden tomar y dañar dichas instalaciones con el uso de explosivos (dinamitas) poniendo en peligro a los habitantes de la urbe alteña".

En este contexto, ha recordado que las Fuerzas Armadas "se encuentran resguardando dichas instalaciones", asegurando que "evitarán (...) cualquier tipo de ataque o toma de la planta de Senkata".

Además, ha instado a "mantener la racionalidad para evitar enfrentamientos y fatalidades entre bolivianos, llamando una vez más al diálogo como prioridad para pacificar la ciudad de El Alto y Bolivia entera".

Manifestantes afines a Morales bloquearon durante días la carretera que conduce a la planta de Senkata, lo que dejó sin suministro de hidrocarburos a La Paz que, en consecuencia, ha sufrido carestía de productos básicos, incluidos alimentos.

El pasado martes, policías y militares lograron romper el bloqueo en un operativo que se ha saldado con al menos ocho muertos, tras lo cual varios camiones cisterna partieron rumbo a la capital boliviana.

CRISIS BOLIVIANA

La crisis se desató tras las elecciones presidenciales del 20 de octubre, en las que Morales proclamó su victoria pero la oposición denunció un "fraude gigantesco". La Organización de Estados Americanos (OEA) hizo una auditoría del proceso electoral en la que halló "irregularidades".

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre y huyó a México. ez, segunda vicepresidenta del Senado, se proclamó presidenta interina para llenar el vacío de poder dejado por el antiguo mandatario y la renuncia de otros altos cargos.

Ni Morales ni sus seguidores reconocen a Áñez porque consideran que su estancia en el Palacio Quemado es fruto de un "golpe de Estado". Ella, por su parte, ha aseverado que solo estará en el cargo el tiempo necesario para convocar nuevas elecciones.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional