3 de junio de 2020
7 de abril de 2020

El Gobierno de Argentina dice que "la cuarentena va a seguir" pero promete "flexibilizarla"

Fernández dice que sopesa un impuesto para las grandes fortunas ya que "los que más tienen pueden aportar más"

El Gobierno de Argentina dice que "la cuarentena va a seguir" pero promete "flexibilizarla"
El presidente de Argentina, Alberto Fernández - GETTY IMAGES / AMILCAR ORFALI - ARCHIVO

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha aclarado que "la cuarentena va a seguir" pero ha prometido "flexibilizarla" autorizando más actividades no esenciales, en el marco de la lucha contra la pandemia de coronavirus en el país, que cuenta 53 muertes y 1.628 casos confirmados.

"La cuarentena va a seguir, (pero) podemos flexibilizarla", ha dicho el inquilino de la Casa Rosada en una entrevista concedida a la cadena argentina TN, avanzando que este martes realizará una videoconferencia con los gobernadores provinciales para analizar este tema.

Fernández ha esgrimido que el país ha hecho un "gran esfuerzo" para contener la propagación del coronavirus que no se puede minar ahora revocando el confinamiento, valorando en este sentido que "la inmensa mayoría de los argentinos está acompañando la lógica de enfrentar la pandemia".

No obstante, ha asumido que algunos pueden estar "disconformes o descontentos" e incluso les ha sugerido "quejarse golpeando una cacerola". "Yo soy un hombre de la democracia y lo entiendo, aunque no lo comparto", ha remachado.

El mandatario argentino ha indicado que decidirá con los gobernadores qué actividades se permitirán durante la cuarentena, además de las ya anunciadas, aunque ha adelantado que "las clases seguro que no van a volver".

Por otro lado, se ha referido a los niveles de abastecimiento del país. Así, ha asegurado que el Gobierno está haciendo "todo lo necesario" para que hacia el mes de mayo haya el número suficiente de respiradores para atender a los pacientes de Covid-19.

A este respecto, ha aludido también a la polémica desatada por las compras de alimentos que ha hecho el Ministerio de Desarrollo Social que dirige Daniel Arroyo a un precio superior al fijado por el propio Gobierno para esta situación de crisis.

"Lo que se compró no se va pagar si no es con el precio máximo que puso el Gobierno. Si alguno se hizo el vivo, se va tener que hacer cargo", ha declarado, al tiempo que ha expresado su confianza en el ministro y ha informado de que "va a abrir una investigación interna". "Si hay un tema de corrupción, yo mismo lo voy a perseguir", ha aseverado.

Además, ha revelado que sopesa crear un impuesto extraordinario para las grandes fortunas. "Si todos estamos haciendo un esfuerzo, algunos tendrán que hacer uno mayor. Tal vez en este momento los que más tienen pueden aportar más. Pero lo tiene que resolver el Congreso. Yo no puedo poner impuestos", ha deslizado.

Para leer más