23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 12 de enero de 2008

    El Gobierno colombiano no aceptará que se deje de designar a las FARC y al ELN como terroristas

    El Gobierno colombiano no aceptará que se deje de designar a las FARC y al ELN como terroristas

    BOGOTÁ, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno colombiano aseguró hoy que no aceptará que se levante el calificativo de terrorista a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ni al Ejército de Liberación Nacional (ELN), como pidió el presidente venezolano, Hugo Chávez, y aseguró que su lucha no es ideológica, sino motivada por el narcotráfico.

    El secretario de Prensa de la Casa de Nariño, César Mauricio Velásquez, leyó un comunicado en el cual se respondió a la petición de Chávez de conceder el estatus de beligerancia a los grupos guerrilleros colombianos, indicó Caracol Radio.

    En el comunicado, se reitera que todos los grupos violentos de Colombia son terroristas. "Son terroristas por atentar contra una democracia respetable y por sus métodos de exterminio de la humanidad", aseguró el Gobierno.

    ¿GUERRILLEROS O TERRORISTAS?

    "Colombia tiene una democracia que avanza en seguridad para todos los ciudadanos, respetuosa de las libertades y el pluralismo, afanada por construir cohesión social, esforzada por la transparencia y respetuosa de la independencia de las diferentes instituciones que conforman el Estado", añade el comunicado.

    El portavoz aseguró que "el uso de fuerza o solamente su amenaza contra esa democracia, es puro terrorismo". "En el continente hubo grupos violentos que, por luchar contra dictaduras, fueron calificados como insurgentes. En Colombia los grupos violentos atentan contra la democracia; en consecuencia, el calificativo que merecen es el de terroristas", añadió.

    Además, el Gobierno recordó que los grupos violentos colombianos se financian muchas veces con el narcotráfico. "Los grupos violentos de Colombia son terroristas porque secuestran, ponen bombas indiscriminadamente, reclutan y asesinan niños, asesinan mujeres embarazadas, asesinan ancianos y utilizan minas antipersonales dejando a su paso miles de víctimas inocentes", agregó.

    "Todas estas prácticas son violatorias de los Derechos Humanos y del derecho humanitario, que es apenas un atenuante de la crueldad", indica el comunicado. "Su lucha no es ideológica; al contrario, es acumular dinero proveniente de la crueldad y de los negocios ilícitos", agrega el escrito. "Esto demuestra que su objetivo es el terrorismo transnacional y no una lucha política en Colombia".

    "El Gobierno de Colombia por ningún motivo acepta que a estos grupos se les levante el calificativo de terroristas y se les dé estatus de beligerancia", aseguró el portavoz, que añadió que el Gobierno seguirá luchando contra estos grupos.

    LIBERACIÓN DE ROJAS Y GONZÁLEZ

    En el comunicado también hay lugar para el recuerdo de las 750 personas que aún mantienen secuestradas las FARC. "La liberación de doña Consuelo González de Perdomo y de doña Clara Rojas, que todos los colombianos hemos celebrado, no puede ocultar el horror del secuestro del que fueron víctimas por tantos años", indica el texto.

    Tampoco ocultan, según el Gobierno, "el tratamiento de tortura que los terroristas de las FARC" dan a los rehenes, que "permanecen encadenados día y noche y en jaulas". "El Gobierno de Colombia trabajará con la Iglesia Católica en la búsqueda de una zona de encuentro" aunque ello no "conllevará parcialización a favor de los terroristas de las FARC", concluye.