16 de septiembre de 2019
7 de marzo de 2014

El Gobierno nombrará un nuevo comité para las negociaciones con los talibán

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Pakistán ha disuelto este jueves su comité para las negociaciones con los talibán paquistaníes y conformará uno nuevo en los próximos días con el objetivo de iniciar contactos directos entre ambas partes la semana que viene.

En base a las informaciones publicadas por la prensa paquistaní, el primer ministro, Nawaz Sharif, supervisará el comité, mientras que el ministro del Interior, Chaudhry Nisar Alí Jan será el cargo de mayor rango que formará parte del mismo.

Asimismo, circulan informaciones sobre la participación en el mismo de miembros del Gobierno central y del Gobierno provincial de Jiber, así como de los servicios de Inteligencia del país (ISI).

La decisión ha sido tomada durante un encuentro celebrado con miembros de los comités gubernamental y de los talibán, reunión en la que Sharif ha recalcado que Pakistán "no progresará ni se desarrollará si no hay paz".

En este sentido, ha indicado que el país "ha pagado un alto precio por la violencia y el terrorismo", por lo que ha subrayado que "es vital restaurar la paz para que la estatura del país en el mundo pueda ser restaurada", tal y como ha recogido el diario paquistaní 'Dawn'.

El influyente clérigo Samiul Haq, considerado 'padre de los talibán' y miembro de su delegación en las conversaciones de paz, ha aplaudido el compromiso de Sharif y ha resaltado que su comité respalda al Gobierno en la búsqueda de este objetivo.

Posteriormente, Haq ha dicho que los miembros de la delegación acudirán a la región de Waziristán para celebrar un encuentro con la 'shura' (consejo) talibán para discutir los últimos acontecimientos en el proceso de paz.

CONTACTOS DIRECTOS LA SEMANA QUE VIENE

Por su parte, Alí Jan ha anunciado que el Gobierno "ha decidido acelerar el proceso de diálogo e iniciar conversaciones directas con los talibán la semana que viene". "Celebraremos un diálogo con los que quieran dialogar y daremos una dura respuesta a los involucrados en actividades terroristas", ha argumentado.

"Muchos grupos quieren diálogo y no quieren enemistarse con Pakistán. Creen que el Gobierno del expresidente Pervez Musharraf lanzó una operación contra ellos y que por eso recurrieron a la violencia", ha explicado durante una comparecencia ante la cámara baja del Parlamento.

Por ello, ha cargado duramente contra los que se oponen al diálogo y piden que el Ejército lleve a cabo nuevas operaciones, al tiempo que ha argüido que las mismas han causado graves daños a infraestructuras como escuelas, universidades, hospitales y tribunales.

Asimismo, ha criticado a los miembros y seguidores del anterior Gobierno --principales opositores a las conversaciones-- de no centrarse en la opción del diálogo durante trece años y ahora poner objeciones al proceso de paz.

El domingo, el Gobierno anunció la suspensión de las operaciones militares contra los talibán en respuesta a la decisión de los insurgentes de proclamar un alto el fuego unilateral para intentar reactivar las bloqueadas conversaciones de paz con el Gobierno.

Las negociaciones se paralizaron tras las últimas acciones armadas de los talibán contra las fuerzas de seguridad y objetivos civiles en lo que afirmaron que fue una reacción a las operaciones militares contra el grupo. En respuesta, el Ejército lanzó una serie de ataques de la aviación contra instalaciones de los talibán, matando a decenas de presuntos insurgentes.