18 de septiembre de 2019
26 de febrero de 2018

El Gobierno polaco da marcha atrás y cancela el proyecto para construir el museo del 'Polocausto'

El Gobierno polaco da marcha atrás y cancela el proyecto para construir el museo del 'Polocausto'
REUTERS / KACPER PEMPEL

VARSOVIA, 26 Feb. (Reuters/EP) -

El viceministro de Cultura de Polonia, Jaroslaw Sellin, ha anunciado este lunes que finalmente no se construirá un museo del 'Polocausto', término acuñado por los académicos polacos para referirse a las víctimas que la ocupación nazi dejó en el país, en el marco de la polémica suscitada por el deseo de Varsovia de desmarcarse de los crímenes nazis.

Marek Kochan, un intelectual polaco, fue el primero en hablar de 'Polocausto' asimilando así la envergadura de los crímenes cometidos por el Gobierno de Adolf Hitler contra los judíos y los polacos y propuso crear un museo a imagen y semejanza de los dedicados al Holocausto.

Sellin respaldó la propuesta. Sin embargo, este lunes ha reculado debido a la ola de críticas generadas, incluidas las del decano de la universidad en la que trabaja Kochan. "Ha sido un completo malentendido", ha dicho el viceministro al diario polaco 'Rzeczpospolita'.

"Usar el concepto de 'Polocausto' de una forma que entiendo que sería ofensiva para la sensibilidad judía provocaría innecesariamente más tensión entre nuestros países, así que no se construirá", ha explicado el 'número dos' del Ministerio de Cultura.

Polonia e Israel están inmersas en una crisis diplomática por la aprobación de una controvertida ley que pena hasta con tres años de cárcel cualquier declaración o actuación que sugiera que Varsovia participó de algún modo en los crímenes de Berlín.

Más del 90 por ciento de los 3,2 millones de judíos que vivían en Polonia murieron a manos de los nazis durante la ocupación, la mitad del total de judíos que fueron masacrados en la Segunda Guerra Mundial, sobre todo en los campos de exterminios construidos por los alemanes en Auschwitz y Treblinka, en suelo polaco.

Además, los nazis acabaron con la vida de 1,9 millones de polacos no judíos, aunque no hubo ningún plan específico contra ellos por razón de su nacionalidad.

Los polacos defienden que actuaron de forma honorable durante el periodo nazi, si bien recientes investigaciones históricas han revelado que algunos colaboraron activamente en la persecución de los judíos.

Para leer más