7 de abril de 2020
10 de marzo de 2014

El Gobierno saudí rechaza las acusaciones de Al Maliki sobre la financiación de insurgentes suníes

DUBAI, 10 Mar. (Reuters/EP) -

El Gobierno saudí ha rechazado este lunes las acusaciones vertidas por el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, sobre que tanto Arabia Saudí como Qatar están financiando a los insurgentes suníes del país y de declarar "una guerra abierta" al Ejecutivo iraquí.

El mandatario iraquí acusó abiertamente a Arabia Saudi y Qatar durante una entrevista a una televisión francesa de "incitar y fomentar los movimientos terroristas" y apoyarlos mediante financiación, a través de los medios de comunicación y proporcionarles armas.

Las fuerzas de seguridad iraquíes han estado combatiendo a insurgentes del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) en las dos principales ciudades de la provincia de Anbar, Faluya y Ramadi, después de que a principios de año una revuelta tribal llevase al arresto de un legislador suní y el desmantelamiento de un campamento de protesta contra el Gobierno.

Una fuente oficial citada por la agencia oficial de noticias Saudí SPA ha manifestado la "desaprobación y sorpresa por los comentarios hostiles e irresponsables del primer ministro iraquí". "Nuri al Maliki, antes que nadie, sabe muy bien la posición clara e inequívoca del reino ante el terrorismo en todas sus formas", ha afirmado la fuente.

Además, la fuente oficial ha instado a Al Maliki a adoptar políticas que pongan fin a la ola de violencia que atraviesa Irak en lugar de responsabilizar a otros países.