26 de noviembre de 2020
27 de diciembre de 2006

El Gobierno somalí asegura que no atacará Mogadiscio

MOGADISCIO, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno de transición somalí, Abdirahman Dinari, desmintió hoy que las tropas de las milicias que apoyan al Gobierno y las tropas de Etiopía vayan a atacar la capital Mogadiscio, bajo control de la Unión de Milicias Islámicas (UTI).

Dinari informó de que las tropas aliadas se dirigen a la localidad de Balad, un pueblo situado a tan solo 30 kilómetros de la capita. "Las milicias islamistas están en fuga y esperamos que Mogadiscio caiga sin disparar un solo tiro", aseguró.

Hoy mismo las tropas etíopes y somalíes tomaron la ciudad de Jowhar, la última gran plaza de la carretera que une el norte del país con Mogadiscio. Un antiguo 'señor de la guerra', Mohammed Dheere, aseguró tras el asalto que las milicias del Gobierno de transición somalí y el Ejército etíope atacarían mañana la capital.

"Atacaremos Mogadiscio mañana desde dos direcciones", aseguró Dheere ante la multitud, aunque esta decisión parece estar más allá de sus competencias. Dheere no es el portavoz oficial ni del Gobierno de transición somalí ni de las tropas etíopes.

Dheere controlaba la ciudad antes de que cayera en manos de las milicias de la UTI el pasado mes de junio y ha encabezado las tropas etíopes y somalíes que retomaron hoy la localidad, según informaron los propios residentes.

Dheere ataviado con una camiseta con el lema 'I love Jowhar' --'Amo a Jowhar'--, estrechó las manos de los habitantes de la localidad y lanzó varias camisetas similares a la que llevaba él mismo a la multitud enfervorecida.

Las fuerzas del Gobierno oficial atacaron esta madrugada con artillería, mortero y ametralladoras, mientras que los combatientes islámicos utilizaron los canales de irrigación como trincheras, según testigos presenciales. Los milicianos de los Tribunales Islámicos habían interrumpido la retirada táctica anunciada ayer por sus dirigentes para defender Jowhar.

Cientos de personas han empezado a huir de Jowhar en previsión de mayores combates, pero otras parecen resignadas tras años de guerras, sequías e inundaciones. "No sabemos dónde huir, ya hemos sufrido inundaciones, hambre y enfermedades", declaró un vecino de Jowhar, Abdale Haji Ali. "Estamos esperando la muerte", añadió.