26 de mayo de 2019
  • Sábado, 25 de Mayo
  • 17 de mayo de 2019

    El Gobierno de Sri Lanka sigue sin devolver las tierras a los supervivientes de la guerra, una década después

    El Gobierno de Sri Lanka sigue sin devolver las tierras a los supervivientes de la guerra, una década después
    REUTERS / HANDOUT . - ARCHIVO

    BANGKOK, 17 May. (Fundación Thomson Reuters/EP) -

    Un 20 por ciento de la minoría tamil que sobrevivió a los últimos días de la guerra civil en Sri Lanka jamás recuperará las tierras donde el Ejército del país instaló sus bases militares para lanzar su ataque final contra los rebeldes Tigres de Liberación de la Tierra Tamil en mayo de 2009, según expertos en Derechos Humanos y derecho de bienes.

    Las autoridades han confirmado que un 80 por ciento de la tierra que fue confiscada a los tamiles durante el conflicto ha sido devuelta, pero el resto está en manos del Ejército y así seguirá, según la opinión del experto en situaciones de post-conflicto, Dhammika Herath.

    Son tierras expropiadas a los miles de fallecidos y desplazados en la fase final de la guerra, en el norte y el este del país, el escenario de la campaña indiscriminada de bombardeos ejecutada contra los rebeldes tamiles y los escudos humanos que emplearon para ocultarse en un corredor humanitario de diez kilómetros cuadrados.

    Esta campaña fue, según diversas organizaciones, una de las mayores atrocidades perpetradas durante la última década sobre la faz de la Tierra. Naciones Unidas la describió como un "baño de sangre" que generó una cantidad de muertos jamás concretada.

    Diversas fuentes los cifran entre 5.000 y 20.000 pero no existe una aproximación oficial dado que los observadores de Naciones Unidas desplegados en el escenario de los bombardeos al término del conflicto nunca registraron las víctimas mortales, según el Departamento de Estado de Estados Unidos. Al menos 196.000 personas acabaron desplazadas en la costa.

    PROMESA INCUMPLIDA

    Organizaciones pro Derechos Humanos han acusado al presidente del país, Maithripala Sirisena, de faltar a su promesa de devolver las 12.140 hectáreas expropiadas en el norte y el este del país antes del 31 de diciembre del año pasado. A estas alturas del año, parece poco probable que se decida a cumplir su palabra.

    "Me parece bastante poco realista esperar que estas tierras sean devueltas porque el Ejército sigue manteniendo bases militares permanentes ahí", ha explicado Herath, quien propone la solución, "más pragmática", de compensar a los propietarios "bajo los actuales precios de mercado".

    El experto considera que "la gente de este país depende de la agricultura y estos afectados viven ahora pobres y desempleados". De la misma opinión es la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), cuya representante, Menique Amarasinghe, explica la dificultad que comporta reclamar la propia tierra en un lugar asolado por la guerra.

    MOTIVOS DE SEGURIDAD

    El Ejército de Sri Lanka ha confirmado que la tierra no ha sido devuelta a sus propietarios por "motivos de seguridad". "No obstante, estamos abiertos", explica el portavoz militar Sumith Atapattu, "a considerar un acuerdo alternativo".

    Sin embargo, y como explica por su parte Ravindra De Silva, integrante de la ONG por los Derechos Humanos de la juventud Asociación para la Amistad y el Amor, "esa cuestión ahora mismo no es prioritaria para los militares".

    "Pueden decir que se quedan con la tierra el tiempo que les apetezca, mientras la gente pierde su casa sin recibir nada a cambio. No están haciendo más que prolongar el sufrimiento", ha lamentado.

    Contador

    Lo más leído en Internacional