1 de abril de 2020
21 de mayo de 2014

El Gobierno turco ve disposición por parte de Twitter para cumplir las órdenes judiciales

ESTAMBUL, 21 May. (Reuters/EP) -

Twitter se ha comprometido a tener más en cuenta los dictámenes judiciales en Turquía, en particular los que piden la retirada de ciertos contenidos, y abrirá una oficina de atención al cliente en este país para atender las quejas, según ha confirmado un alto cargo del Gobierno turco este miércoles.

Twitter y el Gobierno de Turquía se han reunido en Dublín durante el martes y miércoles de esta semana para limar sus diferencias, después de que el pasado marzo las autoridades bloquearan la web durante dos semanas, lo que supuso un aluvión de críticas internacionales contra el Gobierno de Erdogán.

Una fuente oficial turca ha confirmado a Reuters que "Twitter abrirá pronto una oficina de atención al cliente. "Es un paso positivo para nosotros, porque evaluará rápidamente las quejas en los casos en los que se acabe con el derecho a la privacidad".

La misma fuente ha asegurado que "en algunos casos no será necesaria la orden del tribunal" y ha añadido que este importante progreso se ha conseguido durante las negociaciones de Dublín.

El Gobierno turco bloqueó tanto Twitter como Youtube de cara a las elecciones locales después de la difusión en las redes sociales de unas grabaciones en las que supuestamente se desvelan las tramas de corrupción en el círculo interno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

El bloqueo de Twitter se levantó a principios de abril, después de que el Tribunal Constitucional asegurara que suponía un ataque a la libertad de expresión, una decisión fuertemente criticada. YouTube todavía permanece parcialmente inaccesible para los usuarios turcos.

El director de política internacional de Twitter, Colin Crowell, se reunió con altos cargos del Gabinete de Erdogan el mes pasado. En este encuentro las autoridades de Ankara le comunicaron que algunas cuentas atentan contra la seguridad nacional o las regulaciones de privacidad, por lo que la compañía con base en San Francisco ha bloqueado algunas cuentas.

Según las autoridades turcas, no se ha llegado a ningún acuerdo por la petición del Gobierno para que Twitter abra una oficina en el país.

Erdogan ha desestimado reiteradamente las grabaciones filtradas, por considerarlas parte un complot contra él.

Para leer más