15 de agosto de 2020
25 de marzo de 2014

El Gobierno ucraniano asegura que Muzichko murió por un disparo de su arma

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ucraniano ha planteado la hipótesis del suicidio en la muerte del líder ultraderechista Alexander Muzichko ya que, según la versión de Kiev, murió por un disparo de su propia arma y no por las balas disparadas por las fuerzas especiales.

Muzichko, que estaba en busca y captura por crímenes de guerra cometidos en Chechenia, murió durante un operativo policial en la ciudad de Rovno, en el oeste de Ucrania.

El dirigente del movimiento Sector de Derechas fue localizado en una cafetería e intentó escaparse de las fuerzas especiales por una ventana. Disparó contra los agentes e hirió a uno de ellos antes de morir, según el viceministro del Interior, Vladimir Yevdokimov.

"Muzichko fue alcanzado por un disparo en una pierna, pero intentó responder al fuego. Cuando fue derribado, siguió disparando y quedó herido. Los médicos han confirmado su muerte", aseguró el viceministro, según la agencia oficial ucraniana Unian.

Sin embargo, Yevdokimov ha apuntado posteriormente que el disparo que terminó costándole la vida a Muzichko no habría salido de las armas de los agentes de la Policía, según el periódico 'Kyiv Post'. El disparo procedía de su propia arma, ha explicado.

ADVERTENCIA

El viceministro ha advertido a los grupos de ultraderecha de que "el tiempo para desarme ha concluido" y , por tanto, el Gobierno actuará de forma "firme" y "decidida" contra ellos, informa la agencia Interfax. "Veremos como ilegal a cualquier grupo armado y a todos aquellos con ideas ilegales", ha subrayado.

Una fuente del Ministerio del Interior ucraniano citada por la agencia rusa RIA Novosti ha confirmado que el Gobierno ha autorizado el arresto de todos los miembros del Sector de Derechas, después de que hayan recibido amenazas por la muerte de Muzichko.

Estas pesquisas incluirían también una redada en la plaza de la Independencia de Kiev, epicentro de las protestas contra el depuesto Viktor Yanukovich y donde siguen todavía acampados decenas de ultranacionalistas.