16 de diciembre de 2019
  • Domingo, 15 de Diciembre
  • 9 de agosto de 2019

    El gobierno de unidad de Libia acepta la propuesta de la ONU para un alto el fuego en Eid al Adha

    El gobierno de unidad de Libia acepta la propuesta de la ONU para un alto el fuego en Eid al Adha
    El primer ministro libio, Fayez al Serraj - REUTERS / ZUBEIR SUISI - ARCHIVO

    MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El gobierno de unidad de Libia, reconocido internacionalmente, ha anunciado este viernes que acepta la propuesta de Naciones Unidas para instaurar un alto el fuego durante la festividad musulmana de Eid al Adha.

    El Consejo Presidencial ha manifestado en un comunicado que ha tomado esta decisión para reducir el sufrimiento de la población y permitir el acceso de ayuda humanitaria, según ha informado el diario local 'The Libya Observer'.

    Así, ha manifestado que el alto el fuego debe contemplar un cese de los combates, una prohibición de vuelos de aviones de guerra y aparatos de reconocimiento y la ausencia de traslado de tropas, así como una supervisión de todo ello por parte de Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL).

    La festividad de Eid al Adha arranca el domingo y el Consejo Presidencial ha anunciado cuatro días de fiesta entre el 10 y el 13 de agosto. Las fuerzas del mariscal de campo Jalifa Haftar, leales a las autoridades asentadas en el este del país, no se han pronunciado sobre la propuesta de la ONU.

    Alrededor de 105.000 personas se han visto desplazadas a causa de la ofensiva lanzada en abril por Haftar contra la capital de Libia, Trípoli, según datos publicados este mismo viernes por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

    "Más de 105.000 personas se han visto desplazadas en Libia desde abril y 268.000 se han visto desplazadas en total. Siguen necesitando apoyo, paz y estabilidad", ha dicho el organismo en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

    El representante especial de Naciones Unidas para Libia, Ghasán Salamé, reclamó la semana pasada una tregua de cara a la celebración a Eid el Adha como primer paso para acabar con la hostilidades en el país africano.

    En una comparecencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Salamé sostuvo que el conflicto "no muestra signos de reducirse" y agregó que la ofensiva contra la capital, Trípoli, por parte de las fuerzas de Haftar ha dejado cerca de 1.100 muertos, entre ellos 106 civiles.

    Salamé denunció que las partes "han ignorado los llamamientos a reducir los combates" y "han intensificado las campañas aéreas". "El espectro geográfico de la violencia se ha incrementado", alertó, en referencia a los últimos bombardeos contra las bases áreas en Jufra y Misrata.

    "Poner fin a la guerra requiere la voluntad de todas las partes y el apoyo de la comunidad internacional. Si las partes acuerdan silenciar las armas, la ONU y los socios internacionales deben estar preparados para entregar apoyo material y técnico para permitir a las partes negociar un acuerdo extenso para el cese de las hostilidades y los mecanismos para su aplicación y supervisión", remachó.

    Para leer más