13 de octubre de 2019
10 de agosto de 2019

El Gobierno de Yemen acusa a los separatistas de lanzar un golpe de Estado

El Gobierno de Yemen acusa a los separatistas de lanzar un golpe de Estado
Manifestación en AdénREUTERS / FAWAZ SALMAN - ARCHIVO

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Yemen ha acusado este sábado a las milicias separatistas de lanzar un golpe de Estado tras apropiarse de todos los campamentos del Ejército en la provincia de Adén, la sede de las autoridades reconocidas por la comunidad internacional.

"Lo que está sucediendo en la capital provisional de Adén es un golpe de Estado perpetrado por el Consejo de Transición del Sur", ha asegurado el Ministerio de Exteriores yemení en su cuenta de Twitter, en referencia al movimiento político separatista que aglutina a estas milicias.

Los combates enfrentan al Ejército yemení contra unas milicias llamadas el Cinturón de Seguridad, a las órdenes de este consejo separatista, y que decidieron prestar ayuda en su momento con la confianza de que su intervención contra la insurgencia huthi -- el gran enemigo común -- se vería recompensada con un estatuto de independencia.

Los enfrentamientos comenzaron el miércoles, cuando la milicia decidió entrar en el Palacio Presidencial de Adén, un acto simbólico de fuerza aprovechando que el presidente de Yemen, Abd Rabbu Mansur Hadi, se encuentra exiliado en Arabia Saudí.

Las fuerzas separatistas lanzaron esta operación como un acto de represalia. Las milicias aseguran que un tercer grupo en discordia, los islamistas de Al Islá, también aliados de Hadi pero radicalmente opuestos a los independentistas en sus perspectivas de futuro para el país, han roto sus promesas de alto el fuego y han efectuado múltiples ataques contra los separatistas en los últimos días.

Entre estos ataques destacó el efectuado la semana pasada contra un desfile de las milicias del Cinturón de Seguridad que se vio interrumpido por la explosión de un cohete presuntamente lanzado por los islamistas que mató a 36 guerrilleros.

Los enfrentamientos han culminado con la toma de los campamentos militares, confirmada por fuentes del propio Gobierno yemení a la agencia de noticias Reuters.

Al menos 38 personas han muerto por los combates en Adén desde el pasado viernes, según fuentes médicas que han confirmado además decenas de heridos, muchos de ellos en estado crítico.

La ONG Consejo Noruego para los Refugiados recuerda que los enfrentamientos han acorralado a miles de residentes de la ciudad en sus casas sin comida ni agua, y que Adén es una escala imprescindible para la llegada de ayuda a un país que atraviesa una situación humanitaria catastrófica.

Este mismo sábado, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha pedido a todas las partes involucradas que participen en "un diálogo integral" para zanjar inmediatamente el conflicto y centrarse en otro punto clave, la ciudad portuaria de Hodeida, al norte de Adén, escenario de un complicado proceso de negociación con los huthis para asegurar la entrada de ayuda.

Para leer más