1 de diciembre de 2020
15 de octubre de 2020

El Gobierno de Yemen y los huthis se disponen a intercambiar a un millar de prisioneros

El Gobierno de Yemen y los huthis se disponen a intercambiar a un millar de prisioneros
Seis saudíes liberados por los huthis en Yemen - CICR - ARCHIVO

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Yemen y los rebeldes huthis van a proceder al intercambio de más de un millar de prisioneros en su poder con la mediación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que se va a encargar de los traslados de los detenidos liberados por ambos bandos enfrentados en el conflicto que desde 2015 azota al país.

Según ha explicado el organismo internacional, "se trata de la mayor operación de este tipo" en los más de cinco años de conflicto y permitirá el regreso a su región de origen o su país a más de 1.000 detenidos. Para ello, el CICR llevará a cabo vuelos entre varias ciudades en Yemen y Arabia Saudí, país que encabeza la coalición militar que apoya al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi.

"La operación de liberación es resultado de las conversaciones en Montreux, Suiza, el mes pasado" que a su vez se sustentaron en el Acuerdo de Estocolmo alcanzado por las partes, con la mediación de la ONU, a finales de 2018, ha precisado el CICR, que ha recalcado que su papel en esta misión es de "intermediario neutral" encargado del traslado de los detenidos.

Asimismo, la portavoz del CICR en Yemen, Yara Jaueja, ha resaltado que "los equipos del CICR están presentes en diferentes aeropuertos". "Las preparaciones están en marcha. Si todo va como está planeado, la operación de liberación tendrá lugar en las próximas horas", ha añadido a través de su cuenta en la red social Twitter.

El director del organismo para Oriente Próximo, Fabrizio Carboni, ha subrayado que "esto ha estado en marcha desde hace casi dos años". "Hoy, cientos de detenidos se reunirán con sus familias en Yemen. Es un largo proceso que durará días pero terminará con la reunión de las familias y eso es lo que importa", ha manifestado.

Fuentes del aeropuerto de Saná, controlado por los huthis, han indicado a la agencia DPA que cuatro aviones del CICR vacíos han aterrizado para transportar a los prisioneros liberados por los insurgentes. De acuerdo con estas fuentes, la primera fase del intercambio prevé la liberación de 230 detenidos por cada bando.

Por su parte, el enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, ha aplaudido el acuerdo. "La operación de liberación de hoy, encabezada por el CICR, es otro signo de que el diálogo pacífico puede dar resultados. Felicito a las familias que pronto darán la bienvenida a sus largamente esperados seres queridos", ha señalado en un comunicado.

"Espero que las partes se reúnan pronto bajo los auspicios de la ONU para discutir la liberación de todos los presos y detenidos relacionados con el conflicto para dar alivio a miles de familias que aún están esperando para reunirse con sus seres queridos", ha remachado.

DOS ESTADOUNIDENSES LIBERADOS

El intercambio de prisioneros se conoce un día después de que los huthis liberaran el miércoles a dos estadounidenses que estaban en su poder: Sandra Loli, una trabajadora humanitaria retenida desde hace 16 meses, y el empresario Mikael Gidada. Además, los huthis entregaron los restos de Bilal Fatin, de nacionalidad yemení-estadounidense muerto bajo cautiverio.

En un comunicado, el secretario de Estado, Mike Pompeo, celebró la liberación y dio las gracias por sus "esfuerzos diplomáticos" para hacerla posible al sultán de Omán, al rey Salmán de Arabia Saudí y al príncipe heredero de este país.

Según Pompeo, la liberación de los dos estadounidenses por parte de los huthis confirma el compromiso del presidente, Donald Trump, de "traer de vuelta a casa a todo estadounidense secuestrado o detenido erróneamente en el extranjero". "Esta Administración no descansará hasta que todos se reúnan con sus familias", recalcó.

Las fuerzas leales al Gobierno yemení, encabezado por Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán llevan combatiendo desde finales de 2014, en una guerra que ahora se considera un conflicto de poder entre las dos principales potencias rivales de la región.

El conflicto ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan asistencia en el país, donde hay más de 20 millones en inseguridad alimentaria.

Para leer más