19 de octubre de 2019
30 de noviembre de 2009

Greenpeace cubre de pancartas la Torre de Belém en Lisboa

Greenpeace cubre de pancartas la Torre de Belém en Lisboa
GREENPEACE

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Nueve activistas de Greenpeace desplegaron este lunes en la Torre de Belém, en Lisboa, dos pancartas de 75 metros cuadrados con el lema: 'Nuestro clima, vuestra decisión', con la que la organización ecologista hace un llamamiento a los líderes internacionales asistentes a la XIX Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno en Estoril (Portugal) para que adopten compromisos claros y ambiciosos de cara a la cumbre del clima de Copenhague.

Con esta protesta, Greenpeace pide que se tome como ejemplo el acuerdo alcanzado por los países de América Central el pasado 20 de noviembre. En esta declaración conjunta solicitaban que, para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5ºC, los países desarrollados han de comprometerse a reducciones de emisiones legalmente vinculantes del 45 por ciento para 2020.

La responsable de la campaña Cambio climático de Greenpeace España, Aida Vila, advirtió de que "la Cumbre Iberoamericana debe ser una muestra del liderazgo político y Zapatero y Sócrates, como representantes de los países industrializados, deben dar un paso adelante en este foro y presionar a la Unión Europea para que adopte la declaración de los países centroamericanos y apoye recortes de emisiones y objetivos de apoyo financiero más ambiciosos". "Ésta sería una forma de retar al presidente Obama para que aumente su nivel de ambición, también, en estos dos aspectos", sentenció.

Por otro lado, Greenpeace pidió a otro de los asistentes a la Cumbre, el presidente de Brasil, Lula da Silva, que ejerza su influencia en la reunión y consiga el apoyo necesario para un mecanismo financiero, basado en un fondo global, que permita a países en desarrollo como Brasil, Indonesia, Papua Nueva Guinea y Congo proteger sus bosques tropicales y detener la deforestación para 2015.

En este sentido, el responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace Brasil, Joao Talocchi, declaró que "en una cumbre dedicada a la 'innovación' y el 'conocimiento', elementos clave en la lucha por evitar un cambio climático catastrófico, es irresponsable omitir el debate climático", ya que de esa forma, se estaría ignorando "el problema más grave al que se enfrenta actualmente la humanidad".

Por último, la organización ecologista hizo un llamamiento para que el resultado de Copenhague sea un acuerdo legalmente vinculante y el coordinador político de Greenpeace Internacional para Latinoamérica, Gustavo Ampugnani, señaló que "ésto no sólo es alcanzable, sino que es crucial en la lucha para detener el caos climático". "El único ingrediente que falta para que la cumbre sea un éxito es voluntad política de los países industrializados", concluyó.