3 de marzo de 2021
27 de mayo de 2014

Un grupo de empresarios británicos pide a Cameron que detalle qué poderes quiere recuperar de Europa

LONDRES, 27 May. (Reuters/EP) -

Empresarios y donantes del Partido Conservador han pedido al primer ministro británico, David Cameron, que detalle qué poderes quiere recuperar de la Unión Europea, tras su fracaso en las elecciones europeas. La petición llega justo cuando Cameron se encuentra en una cumbre en Bruselas en la que se espera que hable de reformas y de empleo.

El primer ministro ha prometido que intentará renegociar las relaciones de Reino Unido con la Unión Europea si es reelegido el año que viene. Cameron prefiere dar este paso antes de convocar un referéndum de permanencia o salida de la UE en 2017.

El 'premier' británico tiene ahora más presión que nunca, después de que su formación cayera al tercer lugar en las elecciones europeas, por detrás del euroescéptico Partido de la Independiente de Reino Unido (UKIP, por sus siglas en inglés) y los laboristas. Los diputados euroescépticos y sus votantes han recriminado a Cameron que todavía no ha explicado cuál es su postura en Europa, qué poderes quiere recuperar y cuáles son las "líneas rojas" en las que no cederán.

Sin embargo, la oposición no es la única que espera una reacción de Cameron. Este martes, un grupo de importantes empresarios británicos y de donantes del partido han enviado una carta al periódico británico 'The Daily Telegraph', en la que piden a Cameron y a otros líderes conservadores que expliquen a los votantes cuál es su visión de Reino Unido dentro de la Unión Europea.

Los firmantes de la carta han señalado que "la mayoría de las personas que votaron eligieron a un partido que ofrecía un referéndum". "Han votado por el cambio y por una oportunidad de expresar su opinión", han añadido.

"Los líderes políticos deberían reconocer el poder de ese voto y explicar cómo pedirán la reforma de la UE, un mejor trato para Reino Unido y el referéndum de salida o permanencia", dice la carta, firmada por 44 personas, entre los que se incluyen miembros del grupo de presión prorreformista 'Business for Britain'.

En la misiva también critican que solo los Conservadores y el Partido Verde "han empezado a esbozar su visión para la Unión Europea" mientras que los otros partidos se han limitado a hacer "promesas vagas" que "incrementarán la apatía de los votantes y usarán su voto como protesta".

Los laboristas, que quedaron segundos, solo apoyan el referéndum si hay más transferencia de poder de la UE, algo que se considera improbable. Los Liberal Demócratas, que quedaron quintos, les apoyan.

LAS CARTAS SOBRE LA MESA

La política de reformas de la UE de Cameron es una parte importante de su campaña para intentar ganar las elecciones nacionales en mayo del año que viene. Cameron ha asegurado en varias ocasiones que su partido es el único que realmente promete un referéndum. Las renegociaciones entre Reino Unido y la UE solo empezarían si Cameron fuera elegido de nuevo en 2015.

Aunque todavía falta casi un año para la celebración de las elecciones, Cameron ya ha avanzado que quiere hacer las políticas de la UE más cercanas a los negocios, dar más poder a los parlamentarios nacionales, y restringir a los desempleados de la UE su acceso a otros países y a sus sistemas de seguridad social. Sus ideas no han gustado en la UE, y solo cuentan con el respaldo de la canciller alemana, Angela Merkel. Cameron rechazó el lunes la petición de adelantar el referéndum un año

Este martes, su portavoz ha defendido su estancia en la UE y ha asegurado que el primer ministro ha esbozado su visión para una futura relación con la UE, aunque no ha dado más detalles para que su posición no interfiera en las negociaciones. Según la portavoz, Cameron "ha sido claro en su visión... en las zonas en las que podría ver reforma", ha dicho la portavoz.

Entre los temas que se podrían negociar estaría la recuperación de poder, la agilización de la burocracia, más acuerdos de libre comercio y menos interferencias desde Bruselas y del Tribunal Europeo para los Derechos Humanos en la Policía y los sistemas de Justicia, según ha puntualizado la portavoz de Cameron. De momento, no ha trascendido más información porque "no sería inteligente dejar todas las cartas sobre la mesa".