30 de noviembre de 2020
21 de agosto de 2007

Guatemala.- Hospitalizan a nueve de los 46 menores hallados en un hogar infantil con fines de adopción

CIUDAD DE GUATEMALA, 21 Ago. (EP/AP) -

Las autoridades guatemaltecas hospitalizaron a nueve de los menores que permanecen en Casa Quivira, una casa cuna clandestina que fue intervenida en la ciudad de Antigua por la Policía Nacional y donde fueron encontrados 46 niños de entre tres días y dos años de edad que iban a ser dados en adopción.

Los niños fueron llevados a un hospital privado de Ciudad de Guatemala pues tenían complicaciones respiratorias y asma, según indicó el médico de la secretaría de Bienestar Social de la Presidencia (SBSP), institución a la que un juez encomendó el cuidado de los menores desde que el operativo policial del 11 de agosto.

"Pero ya están mucho mejor, todos están mejor. Creo que en los próximos días, en el futuro muy inmediato se les dará de alta", dijo a la AP el pediatra de la secretaría de Bienestar Social de la Presidencia, Ramiro Molina.

La subdirectora de la SBSP, Sully de Uclés, dijo a que los niños fueron hospitalizados a modo preventivo debido a problemas respiratorios.

De acuerdo con la Fiscalía guatemalteca, la intervención de Casa Quivira se hizo para determinar si "funciona una casa cuna clandestina donde hay niños robados".

En las últimas semanas, rumores de robo de niños para satisfacer la demanda para las adopciones provocó una docena de intentos de linchamiento de supuestos ladrones de niños solo en el mes de julio.

El dueño de Casa Quivira, el estadounidense Clifford Phillips, aseguró que la casa cuna no es clandestina y que tiene autorización del gobierno para funcionar. Además, dijo, que demostrarán que la situación legal de todos los niños es correcta.

De momento, dos de los niños fueron entregados a sus padres adoptivos, una pareja de estadounidenses.

Phillips culpó a la SBSP de la hospitalización de los menores pues asegura que esa institución "ha permitido que se deterioren las condiciones higiénicas de la casa". Mientras, la SBSP sostiene que han mantenido la limpieza y el bienestar de los niños y que estos ya estaban enfermos antes del allanamiento, como consta en la orden del juez que los colocó bajo su custodia.

Con 4.135 niños enviados a Estados Unidos en 2006, Guatemala es el segundo proveedor de menores para adopción a ese país. Entre 1990 y 2006, 24.643 niños fueron adoptados por estadounidenses, según cifras del gobierno de ese país.

En marzo, el gobierno estadounidense recomendó a sus ciudadanos no adoptar niños de Guatemala y dos meses más tarde el Congreso aprobó el Convenio de La Haya que podría frenar abruptamente el flujo de niños hacia ese país.