21 de septiembre de 2019
4 de abril de 2008

Guinea Ec.- Cerca de 200 trabajadores chinos abandonan Guinea tras la muerte de dos de ellos a manos de la Policía

BEIJING, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 200 trabajadores de la construcción chinos abandonaron esta madrugada Guinea Ecuatorial con destino a su país como consecuencia de unos enfrentamientos laborales en la zona continental en los que dos obreros asiáticos murieron y otros cuatro resultaron heridos a manos de la Policía ecuatoguineana, según informó la agencia estatal de noticias china Xinhua.

Los trabajadores llegaron esta mañana al aeropuerto internacional Shangai Podong, en Shanghai, según fuentes de China Southern Airlines. Para este próximo domingo está previsto otro vuelo desde Guinea Ecuatorial con otros 200 trabajadores del país asiático.

Dos trabajadores chinos fallcieron y cuatro resultaron heridos el pasado 25 de marzo después de enfrentarse con las fuerzas de seguridad de Guinea Ecuatorial en el curso de una huelga que "violaba las leyes locales", según informó el 'Diario de China'. El Gobierno de Guinea Ecuatorial ha expresado su "profundo pesar" por el incidente y ha mostrado su deseo de seguir trabajando con las empresas chinas.

Un responsable del Gobierno ecuatoguineano aseguró bajo anonimato a Reuters que los enfrentamientos estallaron durante un "motín" iniciado por alrededor de 200 trabajadores chinos que trabajaban en la zona de Mongomo, en la región continental, en proyectos de construcción de carreteras y edificios.

"Hubo un motín de trabajadores chinos en Mongomo, que se enfrentaron a nuestro Ejército", afirmó. Los enfrentamientos se volvieron más violentos cuando los huelguistas intentaron impedir a otros chinos acudir a sus puestos de trabajo, precisó.

Fuentes del interior del país también indicaron, citadas por la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (ASODEGUE), que los incidentes ocurrieron en Mongomo y que el comisario de Policía de esta localidad, Adji Naná, fue detenido en Bata en relación con estos hechos. El Ejecutivo de Beijing ha reclamado a Malabo que investigue estos hechos, según se lee en la página de Internet del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Gobierno de Guinea Ecuatorial en el Exilio aseguró, por su parte, que los trabajadores chinos, "también muy violentos", se enfrentaron a la Policía y a la Guardia Presidencial del presidente Teodoro Obiang Nguema (natural de Mongomo). También aseguró que estos enfrentamientos responden al "estado de tensión" reinante entre las comunidades china y guineana. "Los ciudadanos chinos no se integran en la sociedad guineana y generan todo tipo de abusos y situaciones vejatorias a la población guineana", aseguró. "Los ciudadanos chinos llegaron a Guinea invitados por Obiang Ngumea, quien, a todas luces, ha perdido el control de la situación", añadió.

El Gobierno en el Exilio aseguró también, citando fuentes del interior, que los chinos sólo cobran 150 dólares al mes, están alojados en viviendas insalubres y "las atenciones médicas que reciben de las clínicas privadas propiedad de los prohombres del régimen les son descontadas de su ya insignificante salario".

Según el director de la organización londinense Africa Programme at Chatham House, Alex Vines, los proyectos chinos en África causan un fuerte resentimiento entre la población local no sólo por las duras condiciones de trabajo que le imponen sino también porque en frecuentemente sólo contratan a trabajadores chinos, con los consiguientes efectos en la creación de puestos de trabajo. "Guinea Ecuatorial ha estado utilizando a los chinos para que sirvan de contrapeso a las compañías occidentales y obtener mejores condiciones de Occidente", declaró a Reuters.