20 de abril de 2019
16 de abril de 2008

Guinea Ec.- Fuentes próximas a Moto aseguran que éste no ha participado en el envío de armas porque "no tiene un duro"

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Fuentes próximas a Severo Moto, detenido ayer por la Policía en Fuensalida (Toledo) por presunto tráfico de armas, han asegurado que el dirigente opositor no está implicado en el supuesto envío de armas a Malabo porque "no tiene un duro" para participar en una operación de este tipo.

Moto fue detenido el pasado lunes por la noche cuando estaba acompañado por el vicepresidente del autoconstituido Gobierno de Guinea Ecuatorial en el Exilio (que preside el propio detenido), Armengol Engonga. La detención fue efectuada por dos agentes que le comunicaron que estaba acusado de "tráfico de armas de guerra con destino a Guinea", un delito que en España está tipificado como terrorismo.

La detención, ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, guarda relación con el hallazgo por parte de la Policía, el pasado 6 de marzo en el puerto de Sagunto (Valencia), de dos armas largas de combate y una corta en el maletero de un coche viejo que iba a ser embarcado en un buque con destino a Malabo, según informaron fuentes judiciales a Europa Press.

Tras su detención, Moto fue conducido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía a dependencias de la Comisaría General de Información en el complejo policial de Canillas, en Madrid. Está previsto que comparezca ante un juez de la Audiencia Nacional en las próximas horas, según las fuentes judiciales. Según fuentes del exilio, a primeras horas de ayer la Policía se puso en contacto con su esposa para indicarle dónde debía entregar unas medicinas que necesita Moto.

El automóvil en que se encontraron las armas en Sagunto era "especialmente viejo y sin matrícula", según informaron fuentes del exilio, y en su maletero aparecieron un mosquetón, un fusil CETME y una pistola, tres armas consideradas en España de "desecho".

Ese mismo 6 de marzo la Policía española detuvo al supuesto remitente de las armas, Damián Motu Nguema, alias 'Mutti', quien supuestamente habría delatado a Moto ante los agentes. Varios días después la Policía guineana detuvo al supuesto receptor de las armas, Saturnino Nkogo Mbomio, quien horas después murió en prisión aparentemente debido a un disparo en la cabeza.

Fuentes próximas a Moto han asegurado a la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (ASODEGUE), con sede en Madrid, que el dirigente opositor detenido no tiene nada que ver con este asunto, ya que enviar un automóvil con armas armas desde Sagunto a Guinea hubiera costado no menos de 4.000 euros, una cantidad imposible de pagar para Severo Moto. "Está en uno de esos periodos de su vida de absoluta escasez de recursos, que no le permiten financiar la operación", afirmaron.

"En los últimos tiempos no tiene un duro", prosiguieron. "No creemos que haya sido él quien ha hecho el envío", aseguraron. "Mutti estaba en contacto con otras personas que son los verdaderos inductores. Moto nos ha negado reiteradamente cualquier participación en este asunto", manifestaron estas fuentes.