16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • 4 de mayo de 2008

    Guinea Ec.- El líder del CPDS denuncia falta de papeletas de su partido en las elecciones legislativas y municipales

    MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

    El líder del partido socialdemócrata Convergencia para la Democracia Social (CPDS), Plácido Micó, ha denunciado continuas presiones del Gobierno ecuatoguineano contra su formación opositora, que ya carece de las papeletas necesarias en algunas circunscripciones para que sus partidarios depositen su voto en los comicios municipales y legislativos, al tiempo que declaró que el primer ministro, Ricardo Mangue Obama Nfubea, sigue realizando campaña por la localidad de Ebibeyin para pedir el voto por su grupo, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PGDE), encabezado por el presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo.

    "En muchos colegios se han agotado las papeletas del CPDS y los presidentes continúan la votación como si nada", declaró Micó sobre la situación en la capital, Malabo, o en otras circunscripciones como Cogo, en comentarios recogidos por la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (ASODEGUE). "Intentan echar a nuestros interventores inventándose cualquier tipo de justificaciones", añadió Micó, que precisó que la falta de papeletas es "aún mayor" en las zonas periféricas a la capital.

    El CPDS ostenta actualmente dos escaños tras las elecciones legislativas de 2004 y en las que el partido de Obiang Nguema, por su parte, obtuvo una aplastante mayoría al conseguir 98 de los 100 asientos que conforman la Cámara.

    El líder del CPDS informó además de que algunas de sus listas han sido suprimidas por "presuntas irregularidades", algo de lo que sus votantes sólo fueron informados en el momento de depositar su papeleta.

    Asimismo Micó declaró que el primer ministro está realizando visitas en la localidad de Ebibeyin "exigiendo, con su comitiva, el voto para el PDGE", y comunicó además la retirada de su partido en la circunscripción de Annobon, ya que los presidentes de las mesas "pretendían hacer las votaciones sin sobres, sólo con la papeleta doblada pero sin sobre".

    El CPDS había denunciado previamente ayer a través de un comunicado la violencia supuestamente ejercida por el partido del Gobierno contra las formaciones políticas de la oposición, y particularmente sobre la formación liderada por Micó, durante toda la campaña electoral para las elecciones.

    "Dichos actos de violencia se manifestaron en forma de brigadas de jóvenes alcoholizados organizadas por el PDGE que se dedicaban exclusivamente a reventar de manera sistemática los mítines de las formaciones políticas opositoras. Detrás de las brigadas se encontraban altos responsables del régimen", denunció el CPDS.

    Obiang Nguema cuenta con todos los números a su favor para arrasar en las elecciones legislativas y municipales, tras una campaña que según la oposición ha estado marcada por la acción de los "reventadores" del Gobierno contra sus actos electorales. Obiang mantiene desde 1979, cuando llegó al poder mediante golpe de Estado, un férreo control sobre un país que, pese a poseer un Producto Interior Bruto (PIB) per cápita comparable al de Canadá o Reino Unido, es uno de los más pobres del mundo en términos de desarrollo humano.

    Pocos son los que esperan que el 'jefe' pierda su inmenso poder, ya sea en el Parlamento o en los 30 ayuntamientos que conforman Guinea. Desde 1991, cuando se estableció el mutipartidismo, su Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE) ha ganado todos los comicios, ya sea en solitario o mediante la creación de coaliciones con partidos dudosamente opositores.