17 de noviembre de 2019
2 de julio de 2019

Hariri aplaza la reunión del Gobierno de Líbano por la "tensión" tras el ataque contra el convoy de un ministro

Hariri aplaza la reunión del Gobierno de Líbano por la "tensión" tras el ataque contra el convoy de un ministro
Saad HaririREUTERS / JAMAL SAIDI - ARCHIVO

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Líbano, Saad Hariri, ha anunciado este martes un aplazamiento de 48 horas de la reunión del Gobierno a causa de las tensiones provocadas por el ataque ejecutado el domingo contra la comitiva del ministro libanés para los Refugiados, Salé al Gharib.

"Necesitamos al menos 48 horas para descargar la tensión y por eso pospuse la sesión", ha dicho, antes de agregar que "lo que importa es descubrir al responsable", según ha informado el portal local de noticias Naharnet.

"Debe ser llevado ante la Justicia, que tomará medidas decisivas", ha manifestado, al tiempo que ha agregado que hay que dar "una oportunidad" al aparato judicial y las fuerzas de seguridad para que "hagan su trabajo".

En el suceso murieron dos guardaespaldas de Al Gharib después de que un grupo de hombres armados abrieran fuego contra el convoy del ministro en la localidad de Qabrshmun, cerca de la capital, Beirut.

El incidente tuvo lugar después de que un grupo de seguidores del líder druso y del Partido Socialista Progresista (PSP), Ualid Yumblat, cerraran varias carreteras para evitar una visita del ministro de Exteriores, Yebran Basil, a la región. Basil y Al Gharib son aliados.

El PSP afirmó posteriormente en un comunicado que los guardaespaldas de Al Gharib abrieron fuego "de forma indiscriminada" para despejar la zona y que algunos de los presentes respondieron disparando contra el convoy.

Las tensiones aumentaron el lunes cuando el jefe del Partido Democrático Libanés, Talal Arsal --también aliado de Basil--, acusó a Yumblat de haber incitado a la violencia antes del ataque.

Durante la jornada han sido entregados a las autoridades los implicados en el tiroteo, después de la mediación del jefe de la Dirección General de Seguridad, Abbas Ibrahim.

"El primer paso para restaurar la seguridad depende en entregar a los culpables, y hemos empezado a recibir a los fugitivos", ha sostenido Ibrahim, quien se ha reunido previamente con Arslan.

Por su parte, Basil ha defendido su visita y ha recalcado que no necesita "permiso" de ningún partido para moverse por el país. "Lo que pasó en Qabrshmun es rechazado y todos tenemos responsabilidad para contener lo que pasó, ya que nadie quiere un conflicto", ha zanjado.

Para leer más