22 de marzo de 2019
28 de noviembre de 2014

Hariri dice estar buscando la apertura de un diálogo con Hezbolá "por el bien del país"

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exprimer ministro libanés y líder de Al Mustaqbal, Saad Hariri, ha afirmado este jueves estar buscando la apertura de un "diálogo serio" con el partido-milicia chií Hezbolá "por el bien del país" con el objetivo de elegir a un presidente "por consenso".

"El diálogo es importante y mi disputa con Hezbolá gira en torno a su intervención en Siria, además de el Tribunal Especial para Líbano (TEL), las armas y las Brigadas de Resistencia (afiliadas al partido-milicia)", ha dicho.

El tribunal investiga el asesinato del exprimer ministro Rafik Hariri --padre de Saad-- en un atentado en Beirut en febrero de 2005, en el que los principales acusados están vinculados a Hezbolá.

Por otra parte, Hariri ha criticado en numerosas ocasiones que Hezbolá se haya negado a desarmarse a pesar de los acuerdos y llamamientos internacionales a tal fin.

"No cambiaré mi postura en esos asuntos, pero algunas cosas son importantes para el país. Proteger el país es más importante que Saad Hariri", ha agregado durante una entrevista a la cadena de televisión libanesa LBCI.

En este sentido, ha confirmado que Al Mustaqbal está cooperando con el presidente del Parlamento y líder del partido chií Amal, Nabih Berri, y con el líder druso y del Partido Socialista Progresista (PSP), Walid Yumblatt, para iniciar dicho diálogo con Hezbolá.

El propio Berri afirmó el martes que los gobiernos de Estados Unidos y Arabia Saudí --que respaldan a Al Mustaqbal-- han expresado su apoyo a la apertura de un proceso de diálogo entre ambas formaciones.

"No me gustan las posturas populistas, sino las que sirven a los intereses nacionales. Tomo mis decisiones en base a los intereses del país", ha argumentado. "No dialogaré por el hecho de dialogar. Quiero un diálogo serio por el bien del país, y soy serio cuando lo digo", ha recalcado.

Así, ha reiterado que su voluntad "es que se elija a un presidente y que se celebren elecciones parlamentarias para dejar atrás el dilema que está atravesando Líbano". "Quiero un diálogo con resultados", ha subrayado.

Para ello, Hariri ha pedido que se superen las complicaciones existentes, afirmando que "es la otra parte --en referencia a Hezbolá-- la que debe tener la responsabilidad de que el diálogo serio".

Por otra parte, ha defendido que dichas conversaciones "reducirían las tensiones entre suníes y chiíes", advirtiendo de que una "explosión" confesional "no dejaría presidencia ni país del que hablar".

LA CANDIDATURA DE AOUN

En otro orden de cosas, Hariri se ha pronunciado sobre la posible candidatura a la Presidencia del líder del Movimiento Patriótico Libre (FMP), Michel Aoun, un cristiano maronita aliado de Hezbolá en el Movimiento 8 de Marzo.

"Aoun es un componente político esencial del país. Cooperamos con Aoun cuando formamos Gobierno. ¿Ha intentado alguien del Movimiento 8 de Marzo hablar con (el líder de las Fuerzas Libanesas) Samir Geagea?", se ha preguntado.

Geagea, que cuenta con el respaldo del Movimiento 14 de Marzo --en el que se integra Al Mustaqbal-- propuso su candidatura a la Presidencia hace meses, que fue rechazada de plano por Hezbolá y otros partidos del Movimiento 8 de Marzo.

Las críticas a Geagea giran en torno a su papel de Geagea durante la guerra civil de Líbano, cuando lideró a la milicia de las Fuerzas Libanesas. Geagea se disculpó públicamente en septiembre de 2008 por sus acciones durante el conflicto.

Geagea fue detenido en 1994 en medio de presiones de Siria, que entonces se encontraba presente militarmente en el país y que tenía una gran influencia sobre la política libanesa, y condenado por asesinatos durante la guerra, entre ellos el del exprimer ministro Rashid Karami y el líder del Partido Liberal Nacional Dany Chamoun y su familia.

Tras once años encarcelado en una celda sin ventanas en un sótano del Ministerio del Interior, fue liberado en 2005 tras la Revolución de los Cedros, la llegada del Movimiento 14 de Marzo al poder y la retirada de las tropas sirias del país.

LA PROPUESTA DE AL MUSTAQBAL

Las palabras de Hariri se enlazan además con la propuesta formulada esta misma semana por su partido, que vinculó un eventual diálogo con el partido-milicia a que la formación facilite la elección de un nuevo presidente para el país, después de seis meses de vacío en el cargo tras el fin del mandato en mayo de Michel Suleiman.

A pesar de que se han incrementado los esfuerzos para llevar a ambas partes a la mesa de negociaciones, el parlamentario de Al Mustaqbal Ghazi Yusef aseguró que el mecanismo para iniciar el diálogo aún no ha sido puesto en marcha.

La política libanesa lleva varios meses en situación de punto muerto por el temor a posibles consecuencia de la guerra civil en la vecina Siria, donde los combatientes de Hezbolá luchan junto al régimen que preside Bashar al Assad.

La intervención del grupo en el conflicto supuso una violación de la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.

El pronunciamiento de Al Mustabal tuvo lugar pocos días después de que Aoun propusiera enfrentarse en unas elecciones a Geagea, siempre y cuando no hubiera un tercer candidato, con el fin de solucionar la situación.

La proposición, aprobada por las Fuerzas Libanesas, fue rechazada rápidamente por Yumblatt, quien ha expresado su respaldo al parlamentario Henri Helou, así como por otros candidatos a la Presidencia.

ESTANCAMIENTO EN EL PARLAMENTO

La propuesta de Aoun fue formulada después de que el Parlamento fracasara por decimoquinta vez en su intento por elegir al nuevo presidente del país tras el fin del mandato de Michel Suleiman, que abandonó el cargo hace seis meses.

Los parlamentarios del Movimiento 8 de Marzo han evitado en todas las ocasiones la existencia de quorum boicoteando las sesiones y exigiendo un acuerdo en torno a un candidato de consenso antes de celebrar la votación, lo que ha sido rechazado por Geagea y el Movimiento 14 de Marzo.

Sin embargo, ni el Movimiento 8 de Marzo ni el Movimiento 14 de Marzo tienen la mayoría de los votos en el Parlamento, por lo cual el partido de Yumblatt, que cuenta con once parlamentarios, es considerado fundamental en el proceso de elección del nuevo presidente.

Berri se mostró la semana pasada optimista ante la posibilidad de poner fin al vacío presidencial, a pesar del nuevo fracaso registrado durante la jornada, asegurando que Yumblatt está haciendo esfuerzos para abrir canales de comunicación entre Hezbolá y Al Mustaqbal, actores clave en ambas coaliciones.

Según el sistema de reparto de poderes en el país, la Presidencia está en manos de la comunidad cristiana maronita, la presidencia del parlamento pertenece a la comunidad musulmana chií y el primer ministro ha de ser siempre un musulmán suní.

Para leer más