13 de diciembre de 2019
20 de octubre de 2019

Hariri ultima un paquete de reformas para calmar las protestas en Líbano

Hariri ultima un paquete de reformas para calmar las protestas en Líbano
Manifestación contra el Gobierno en Beirut - REUTERS / ALI HASHISHO

BEIRUT, 20 Oct. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Líbano, Saad Hariri, ha pactado con los integrantes de su coalición de Gobierno un paquete de reformas que pretende calmar las protestas generalizadas que sacuden al país, según ha informado la agencia de noticias Reuters, que cita "fuentes oficiales". Las medidas serán aprobadas previsiblemente este lunes en consejo de ministros.

El paquete incluye la reducción a la mitad de los sueldos de altos cargos actuales y angeriores y 3.300 millones de dólares en contribuciones de la banca para reducir la deuda pública y "acercarse al déficit cero" en los presupuestos de 2020.

Además incluye la privatización del sector de las telecomunicaciones y una reforma del maltrecho sector de la electricidad, una de las demandas clave de los potenciales donantes e inversores internacionales para liberar unos 11.000 millones de de dólares en préstamos.

Sin embargo, el presupuesto no incluirá ninguno de los impuestos adicionales que han provocado la contestación ciudadana, concentrada en una tasa que se pretendía imponer al uso de la aplicación de mensajería WhatsApp.

Además incluye medidas de estabilización para los organismos reguladores y de transparencia para que puedan supervisar las restantes reformas.

Este domingo han vuelto a salir a la calle por cuarto día consecutivo los manifestantes para protestar contra el Gobierno de Líbano. Las últimas horas han estado marcadas por la dimisión de cuatro de los ministros del Gobierno, representantes del partido cristiano maronita Fuerzas Libanesas, según recoge la agencia de noticias estatal libanesa, NNA.

El epicentro de las protestas son las plazas de Riad el Solh y la plaza de los Mártires del centro de Beirut, donde los manifestantes llevan tres días acampados bajo consignas revolucionarias y exigiendo la devolución de los fondos públicos saqueados, hasta el momento en un ambiente festivo.

También hay importantes movilizaciones en las ciudades de Sidón, Trípoli y Nabatié y en la provincia de Accar, en el norte del país, para exigir "un cambio en el sistema político" y la expulsión de los corruptos.

Para leer más