22 de febrero de 2020
6 de abril de 2010

Herranz dice que el Papa está en el punto de mira no sólo por los casos de pedofilia sino por su defensa a la vida

ROMA, 6 Abr. (EUROPA PRESS/Gloria Moreno) -

El presidente emérito del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos, el cardenal español Julián Herranz, manifestó su apoyo al Papa Benedicto XVI y aseguró que se "apunta" contra él no sólo por los casos de pedofilia sino también "porque defiende la vida".

En una entrevista publicada por el diario italiano 'La Repubblica', Herranz destacó la "profunda continuidad" que emerge entre los Pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI. "Una continuidad en el nombre de Cristo y de su verdad evangélica que no disminuye ni siquiera en momentos de gran dificultad como los actuales, en que también los medios de comunicación internacionales apuntan contra la Iglesia y contra el Papa por los sacerdotes pedófilos o por la defensa de los valores éticos, a partir del 'no' al aborto".

Según el purpurado, "el escándalo de pedofilia por parte de algunos sacerdotes que han traicionado su promesa sacerdotal" produce en Benedicto XVI un "sufrimiento indecible, atroz, profundo".

"Pero precisamente frente a este sufrimiento, el Papa está ofreciendo al mundo entero un gran ejemplo de firmeza y coherencia en la búsqueda de la verdad", que traducida en "acciones sociales" significa, "entre otras cosas", "la defensa de la vida desde la concepción, con el consecuente 'no' al aborto; la defensa de la dignidad de la persona humana, especialmente de la más pobre e indefensa; la promoción de la familia fundamentada en el matrimonio entre un hombre y una mujer; la educación al amor que no se debe reducir a la mera práctica sexual", especificó.

Asimismo, tampoco se puede olvidar el impulso que este Pontífice está dando al "diálogo entre las religiones y las culturas; el 'no' a la guerra y a cualquier forma de injusticia social. El Papa Ratzinguer nos habla de todo ello incansablemente, incluso en los momentos de profunda tristeza", destacó Herranz.