19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 20 de mayo de 2014

    La hija de Mursi afirma que éste rechazó "privilegios" ofrecidos por Al Sisi a cambio de su renuncia

    MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

    Shaimaa Mursi, hija del derrocado presidente egipcio Mohamed Mursi, ha afirmado este lunes que el exmandatario rechazó una oferta del entonces jefe del Ejército Abdelfatá al Sisi para viajar al extranjero y recibir dinero y privilegios a cambio de su renuncia.

    "Rechazó la oferta porque sabía que sería una traición a Dios y al país", ha agregado a través de un comunicado publicado en la red social Facebook, según ha recogido el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.

    Asimismo, ha defendido que su padre y los altos cargos de la organización islamista Hermanos Musulmanes detenidos por las autoridades interinas "no son traidores", y ha sostenido que "se han sacrificado por la libertad, el orgullo y la dignidad".

    Al Sisi encabezó en julio de 2013 el golpe de estado que derrocó a Mursi, en medio de masivas manifestaciones en contra de su Gobierno. En la actualidad, Al Sisi ha renunciado a sus cargos militares y ha presentado su candidatura a las elecciones presidenciales que se celebrarán en el país los días 26 y 27 de mayo.

    Pese a que el jefe del Ejército justificó su decisión apelando a la voluntad popular, tanto Mursi, que se encuentra detenido y que se enfrenta a varios juicios por sus acciones previas y durante su mandato, como Hermanos Musulmanes y otros grupos opuestos al peso del Ejército en la política egipcia, han criticado el derrocamiento del primer presidente electo democráticamente de la historia del país.

    Las autoridades internas surgidas tras el golpe sometieron en enero a referéndum la nueva Constitución, que otorga amplios poderes al Ejército y que ha sido vista como una vuelta hacia el régimen de Hosni Mubarak, .

    La figura de Al Sisi ha sido ensalzada en los últimos meses por el Gobierno y algunos sectores del país, que le han presentado como una figura con respaldo popular y con capacidad para encabezar los esfuerzos para estabilizar el país y devolver la seguridad en todo el territorio, en medio de los últimos ataques terroristas.

    Por contra, el jefe del Ejército y ministro de Defensa no cuenta únicamente con la oposición de los Hermanos Musulmanes y otros grupos afiliados, sino también de grandes sectores de los revolucionarios, que le consideran una figura represiva y vinculada con los métodos de la cúpula militar de Mubarak.

    Asimismo, las constantes críticas de diversas ONG internacionales contra el Ejecutivo interino por sus medidas represivas contra los manifestantes y los opositores y su decisión de catalogar a Hermanos Musulmanes como organización terrorista, han empañado el proceso de transición.

    Las fuerzas de seguridad han matado a miles de seguidores de la organización islamista y unos 400 militares y policías han muerto, muchos de ellos en ataques de milicianos islamistas en la península del Sinaí, que hace frontera con Israel y la Franja de Gaza.