24 de agosto de 2019
10 de septiembre de 2018

Mueren dos personas en el ataque ejecutado contra la sede en Trípoli de la empresa estatal petrolera

Mueren dos personas en el ataque ejecutado contra la sede en Trípoli de la empresa estatal petrolera
REUTERS / HANI AMARA

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Al menos dos personas han muerto y otras diez han resultado heridas este lunes en el ataque ejecutado contra la sede de la petrolera estatal Corporación Nacional del Petróleo (NOC) en la capital de Libia, Trípoli.

Fuentes de la Fuerza Especial de Disuasión (Rada) citadas por la agencia libia de noticias LANA han confirmado además la evacuación de todo el personal de la NOC que se encontraba en el lugar.

Asimismo, el portavoz de este mismo organismo, Ahmad ben Salim, ha indicado en declaraciones a la agencia británica de noticias Reuters que también han muerto dos de los atacantes.

"El balance de muertos es de dos trabajadores de la NOC y dos atacantes", ha dicho. Varios medios locales han publicado imágenes del lugar del ataque, así como de los restos de uno de los asaltantes, que se habría inmolado.

El lugar es escenario de una operación por parte de la Rada para repeler el ataque, y las calles circundantes han sido ya acordonadas. Entre los evacuados está el presidente de la NOC, Mustafá Sanalá.

Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque. Estado Islámico ha perpetrado varios atentados en Trípoli en los últimos meses, el último de ellos en mayo, cuando fue atacada la sede de la comisión electoral en la ciudad.

La capital libia ha sido recientemente escenario de enfrentamientos entre diversas milicias, si bien la semana pasada alcanzaron un alto el fuego con la mediación de la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL). Precisamente la UNSMIL ha condenado el ataque de este lunes.

"La UNSMIL condena contundentemente el cobarde atentado terrorista de hoy contra la Corporación Nacional del Petróleo (NOC). Quiere transmitir sus sinceras condolencias a las familias de las víctimas y desea una rápida recuperación de los heridos", indica la misión en un comunicado oficial.

Además denuncia un ataque "contra la fuente principal de riqueza nacional de Libia", por lo que lo califica de "ataque contra todos los libios". Por todo ello insta a los libios a renunciar a "inútiles conflictos de facciones" y a unirse con el apoyo de la comunidad internacional para "erradicar la lacra del terrorismo".

Los últimos combates comenzaron a finales de agosto entre la Séptima Brigada (Kaniyat), originaria de Tarhuna, a unos 65 kilómetros al sureste de Trípoli, por un lado, y las Brigadas Revolucionarias de Trípoli y Nawasi, dos de las milicias más potentes de Trípoli, por otro.

Libia vive sumida en el caos desde al caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011 y no existen unas fuerzas de seguridad capaces de mantener un mínimo de estabilidad. Las distintas facciones han rechazado los reiterados llamamientos a deponer las armas y el Gobierno de unidad que apoya la ONU, con sede en Trípoli, apenas tiene poder.

Para leer más