15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 29 de julio de 2009

    Honduras.- Zelaya aplaude la suspensión de visados en Estados Unidos a miembros del Gobierno 'de facto'

    TEGUCIGALPA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El presidente hondureño, Manuel Zelaya, aplaudió este martes la decisión de Estados Unidos de retirar los visados diplomáticos a cuatro miembros del Gobierno 'de facto' que rige actualmente Honduras, entre ellos el mandatario interino, Roberto Micheletti.

    Zelaya indicó que esta iniciativa "es una medida correcta", pero debe tratarse de un primer paso hacia mayores presiones. En declaraciones a la cadena TeleSur, el presidente depuesto instó a Estados Unidos a seguir por este camino para "seguir respetando las democracias de América Latina".

    También vio como un triunfo Zelaya la última decisión de la Corte Suprema, que ayer dio paso a las movilizaciones en las zonas fronterizas entre Honduras y Nicaragua, donde el mandatario legítimo, expulsado del poder el 28 de junio, permanece desde la semana pasada. Zelaya entiende que la resolución judicial supone una "gran bofetada para esta dictadura que ha asesinado jóvenes", en referencia al papel del Ejecutivo 'de facto' en la represión de las protestas.

    En este sentido, Zelaya denunció más de 2.000 violaciones de Derechos Humanos en Honduras y pidió al Ejército que frene los ataques contra quienes protestan por el restablecimiento del orden constitucional.

    El mandatario apostó por que a corto plazo se sucederán varias rectificaciones que permitirán, en última instancia, completar un regreso que prevé "inminente". A su juicio, al pueblo hondureño "le va a ir bien" y "juntos" superarán la etapa vivida el último mes.

    HACIA LAS MONTAÑAS

    Zelaya abandonó ayer el municipio nicaragüense de Ocotal, donde había pasado los últimos días, para refugiarse en una zona montañosa que no especificó en la frontera con Honduras. Anunció que desde su nuevo emplazamiento seguirá organizando la resistencia que concluirá con su regreso al poder.

    El presidente depuesto agradeció a su homólogo nicaragüense, Daniel Ortega, su hospitalidad y aseguró que sus simpatizantes se encuentran en calidad de refugiados del Gobierno 'de facto' de Honduras.