16 de junio de 2019
11 de junio de 2019

Hong Kong se blinda en previsión de nuevas protestas contra la reforma de la ley de extradición

El despliegue policial es solo ligeramente menor al realizado con las visitas de altos cargos chinos

Hong Kong se blinda en previsión de nuevas protestas contra la reforma de la ley de extradición
TODD DARLING

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Hong Kong planea un despliegue similar al que se realiza cuando el presidente chino visita la ex colonia británia por las multitudinarias protestas que se espera que se repitan este martes contra la reforma de la ley de extradición, que permitirá entregar a la China continental a los condenados.

Según fuentes consultadas por 'The South China Morning Post', pretende enviar a las calles a un total de 30.000 efectivos, de los cuales unos 5.000 protegerán la sede del Gobierno y el Parlamento de Hong Kong, donde se han citado los manifestantes este martes por la noche (hora local).

La gran protesta se espera para el miércoles a las 12.00 (hora local), cuando está previsto que el Parlamento hongkonés dé su visto bueno en segunda lectura a la llamada Ley para Delincuentes Fugitivos, que podría entrar en vigor a final de mes.

"La Policía movilizará agentes de todos los distritos", ha dicho una fuente. El número de agentes desplegados es ligeramente menor a los requeridos para garantizar la seguridad de los altos cargos chinos cuando visitan el territorio, de acuerdo con el 'SCMP'.

El único precedente de un despliegue de seguridad de tales dimensiones sin que medie ninguna visita es la llamada Revolución de los Paraguas, que sacó a miles de manifestantes a las calles de Hong Kong en 2014 para exigir una mayor apertura política. Entonces fueron necesarios 4.000 agentes.

Decenas de locales de ocio y comercio han anunciado que cerrarán el miércoles para que sus trabajadores puedan ir a la manifestación. Sindicatos de estudiantes y profesores también han dado su apoyo a la movilización popular. La diputada opositora Claudia Mo les ha pedido que se preparen para una huelga "uno o dos días o de una semana entera".

"Espero que los centros docentes, los padres, las organizaciones y los representantes de los círculos empresariales y los sindicatos sopesen todos los factores antes de actuar en defensa de los métodos radicales", ha dicho la jefa del Gobierno de Hong Jon, Carrie Lam.

Lam, la principal promotora de la polémica ley, ha llegado a recibir amenazas de muerte. Según el 'Oriental Daily', citado por la agencia de noticias DPA, el Ministerio de Justicia ha recibido llamadas telefónicas diciendo que quemarán a los familiares de la líder hongkonesa si no retira el borrador.

FIRME APOYO DE CHINA

Pese a todo, Lam se mantiene firme en su decisión de aprobar el proyecto de ley. Este mismo martes, ha recibido el espaldarazo de Pekín. "El Gobierno central seguirá apoyando al Gobierno de Hong Kong", ha dicho el portavoz del Ministerio de Exteriores Geng Shuang en la rueda de prensa diaria.

Gang ha destacado que, a pesar de las manifestaciones del fin de semana, "unos 800.000 ciudadanos de Hong Kong han participado en actividades para apoyar la reforma" legal. "Esto demuestra totalmente" que el borrador "recoge la principal corriente de opinión" en el territorio.

En segundo lugar, ha condenado "las erróneas declaraciones y acciones de las fuerzas extranjeras para interferir en la legislación" hongkonesa. "La preocupación de cierta gente por el clima de negocios en Hong Kng es simplemente innecesaria", ha afirmado.

Aunque ha eludido referirse a un país concreto, Estados Unidos emitió el lunes un comunicado en el que expresó su preocupación por los últimos acontecimientos en Hong Kong advirtiendo de que la nueva legislación podría amenazar su estatus especial.

DESAFÍO POPULAR

Un millón de personas protagonizaron el domingo una histórica manifestación que cerró con cargas policiales contra la Ley para Delincuentes Fugitivos. Decenas de personas fueron detenidas por los disturbios, aunque solo unas cuantas siguen arrestadas.

"Es una propuesta de ley muy importante que ayudará a defender la justicia y garantizar que Hong Kong cumple con su obligación internacional en materia de delitos transfronterizos y transnacionales", ha argumentado Lam, al tiempo que ha considerado que las protestas prueban que "los derechos y las libertades individuales" están protegidos.

Sin embargo, organizaciones de defensa de los Derechos Humanos han alertado de que los extraditados podrían sufrir torturas y otros abusos de manos de las autoridades chinas.

"Solo queremos proteger nuestra tierra ¿por qué está eso mal?", ha planteado un manifestante a Reuters. "Urjo a todos los hongkoneses a ir a la huelga mañana para decirles que no aceptaremos esta ley diabólica", ha arengado.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional