28 de febrero de 2021
23 de diciembre de 2014

Hospitalizan al líder de la oposición sudanesa tras pasar dos semanas detenido

JARTUM, 23 Dic. (Reuters/EP) -

El líder de la oposición sudanesa Farouk Abu Issa, de 81 años de edad, ha sido ingresado en el Hospital de la Policía en Jartum después de pasar dos semanas detenido, según ha informado este martes su hija y abogada.

"Es la primera vez que le hemos visto desde que fue detenido. Estamos muy preocupados por su salid", ha dicho su hija, Nahla Abu Issa, explicando que su padre sufre diabetes, problemas cardíacos y alta presión sanguínea.

Issa, que lidera la coalición opositora de las Fuerzas del Consenso Nacional (NCF), fue detenido el pasado 7 de diciembre por firmar un pacto de unidad con los grupos armados que desafían al Gobierno de Omar Hasán al Bashir.

Sudán, que enfrenta rebeliones en la región occidental de Darfur y en dos provincias del sur, había advertido a los políticos opositores de que, si forjaban alianzas con la insurgencia, tendrían que afrontar las consecuencias.

Los activistas han atribuido estos movimientos a la oleada de detenciones que han iniciado las fuerzas de seguridad de cara a las elecciones presidenciales de abril, en las que Al Bashir aspira a prolongar sus 25 años de mandato.

Amin Mekki, de 75 años de edad, fue detenido junto a Issa por sumarse a dicho pacto y sigue detenido, mientras que la sede del Observatorio de Sudán para los Derechos Humanos, que lidera, ha sido registrada en los últimos días.

Tanto Issa como Mekki han sido acusados de socavar la Constitución, estimular el odio e incitar a la guerra civil. Los servicios de Inteligencia de Sudán, a cargo de los dos líderes opositores, aún no se han pronunciado sobre sus casos.

Para leer más