16 de octubre de 2019
21 de enero de 2014

HRW cree que Obama solo ha ofrecido una "vaga garantía" respecto a que la NSA no espiará todas las comunicaciones

BERLIN, 21 Ene. (Reuters/EP) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no ha hecho lo suficiente en las reformas a las actividades de supervisión de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), que continúa violando el derecho a la privacidad de los individuos, ha defendido el director de Human Rights Watch, Kenneth Roth.

El viernes, Obama prohibió que se investigue a los líderes de países aliados y comenzó a controlar la vasta recolección de datos telefónicos de ciudadanos estadounidenses. El presidente busca garantizar a quienes viven en su país y el extranjero que Washington considerará las preocupaciones sobre seguridad expuestas en las revelaciones del ex contratista de la NSA Edward Snowden.

"Todo lo que Obama nos ha ofrecido es una vaga garantía de que las comunicaciones de las personas serán escuchadas sólo si la seguridad nacional está en riesgo, lo que es un criterio bastante impreciso y amplio", ha opinado Roth en una entrevista concedida a Reuters.

"En ninguna parte ha habido un reconocimiento de que las personas que no son estadounidenses y que viven fuera de Estados Unidos tienen derecho a la privacidad de sus comunicaciones, (...) metadatos y que todos tienen el derecho a que sus comunicaciones electrónicas no sean almacenadas en un ordenador del Gobierno", ha añadido.

Roth ha señalado que no hay pruebas de que la recolección en masa de las comunicaciones haya hecho alguna diferencia en temas de seguridad.

En su informe global anual, HRW ha afirmado que existe el riesgo de que los gobiernos puedan responder a las "intromisiones" del Gobierno de Estados Unidos al hacer que los datos de sus ciudadanos permanezcan en su propio país, lo que podría llevar a más censura en internet.

Para leer más