8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

HRW denuncia que el "injusto sistema" judicial de Bahréin es "altamente funcional"

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

La organización de Derechos Humanos Human Right Watch (HRW) ha acusado a Bahréin de actuar de manera represiva con los activistas y manifestantes pacíficos y ha criticado que su sistema judicial no es "disfuncional" sino "un sistema injusto altamente funcional".

La ONG ha publicado este jueves un informe titulado "Criminalizar a los disidentes, atrincherar la impunidad: continuos errores en el sistema judicial de Bahréin desde el informe BICI (Comisión Independiente de Investigación de Bahréin)", basado en sentencias y documentos judiciales, en el que denuncia el comportamiento violento de las autoridades y el trato de impunidad que reciben por parte de la Justicia. El subdirector de HRW en Oriente Próximo, Joe Stork, ha subrayado la desproporción de las condenas de los manifestantes en comparación con las de la Policía.

El documento de HRW llega dos años después de que la Comisión Independiente de Investigación de Bahréin elaborara un informe en el que analizaba la situación judicial del país. Los cinco juristas internacionales que trabajaron en él denunciaron que las fuerzas de seguridad eran responsables de más de una docena de asesinatos injustos y de un excesivo uso de la fuerza durante las manifestaciones a favor de la democracia que se produjeron entre febrero y abril de 2011. También alertaban de malos tratos por parte de la Policía.

El informe BICI pedía al Gobierno de Bahréin que liberara a los detenidos y retirara los cargos a los "acusados de delitos relacionados con sus expresiones políticas" y que investigara las muertes de al menos 18 manifestantes. A pesar de que el rey de Bahréin, Hamad bin Isa Al Khalifa, lo aceptó, sus recomendaciones no se han cumplido.

Dos años después, los líderes de las protestas de 2011 siguen en prisión, muchos de ellos con condena perpetua, y HRW sostiene que los jueces siguen condenando a los disidentes por expresar sus opiniones políticas o por reunirse de forma pacífica.

HRW ha condenado la postura de los aliados de Bahréin, en especial, la de Londres, Washington y Bruselas, por no presionar al Gobierno para que limite el uso de la fuerza y libere a los presos políticos. "La estabilidad y la refoma no llegarán a Bahréin hasta que los aliados, en especial Reino Unido, se posicionen ante el evidente número de abusos", ha dicho Stork.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Reino Unido, en su informe anual sobre los Derechos Humanos publicado en abril, resaltó que la reforma judicial de Bahréibn sigue una "trayectoria en los Derechos Humanos" que "será positiva". Exteriores también ha asegurado que Bahréin está cumpliendo con las recomendaciones del informe BICI y que avanza hacia el cambio del sistema judicial.

Para leer más