15 de julio de 2020
1 de junio de 2018

HRW insta al Gobierno de China a aceptar la responsabilidad de la masacre de Tiananmen

HRW insta al Gobierno de China a aceptar la responsabilidad de la masacre de Tiananmen
CARL HO / REUTERS - ARCHIVO

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha instado este viernes al Gobierno de China a aceptar la responsabilidad de la masacre de Tiananmen de 1989 y ha exigido a Pekín la puesta en libertad inmediata que los activistas que fueron detenidos durante eventos de conmemoración.

"29 años después de la masacre, la China del presidente Xi Jinping busca que el mundo se olvide de lo que sucedió. Pero suprimir la verdad sólo hace que aumente la demanda de justicia", ha aseverado la directora de HRW para China, Sophie Richardson.

La organización ha señalado que el Gobierno continúa rechazando las acusaciones y sigue asegurando que no hizo un uso indiscriminado de la violencia en el marco de los acontecimientos del 4 de junio de 1989.

Según HRW, las autoridades han encubierto las muertes registradas durante dicha jornada y han fracasado a la hora de llevar ante la Justicia a los responsables. Tampoco han compensado a los supervivientes ni a las familias de los fallecidos.

En este sentido, se ha producido un retroceso en la libertad de expresión bajo el Gobierno de Xi, que ha detenido a un gran número de activistas durante los últimos años. En marzo el dirigente chino eliminó el límite de mandatos presidenciales, lo que encamina al país hacia un futuro "oscuro", tal y como ha recogido la ONG en un comunicado.

HRW ha pedido al Gobierno chino que para conmemorar el 29º aniversario de la matanza respete los derechos de libertad de expresión y asociación pacífica y contribuya a disminuir el acoso y la detención arbitraria de disidentes y activistas.

Asimismo, ha destacado la importancia de reunirse "con las Madres de Tiananmen, publicar los nombres de los que murieron y compensar a las familias de las víctimas, así como permitir que se lleve a cabo una pesquisa independiente al respecto".

"También es necesario investigar a todos los altos cargos del Gobierno y el Ejército que planearon, ordenaron o participaron en menor medida en la represión de manifestantes", recoge el texto.

Richardson ha criticado la actitud de los líderes chinos, que "van por el mundo pregonando sus ideas sobre los Derechos Humanos y una comunidad de destino común" y ha aseverado que "hasta que no se hagan responsables de los abusos cometidos en el pasado y en el presente esas promesas son sólo propaganda vacía con un trasfondo de impunidad".

El 4 de junio el Ejército abrió fuego contra un gran número de manifestantes que protestaban en la plaza Tiananmen para pedir libertad de expresión, responsabilidades a las autoridades y poner fin a la corrupción se intensificaron en mayo y finalmente se declaró la ley marcial.

En Pekín algunos manifestantes atacaron convoyes del Ejército y prendieron fuego a varios vehículos en respuesta a la represión vivida en las calles. Tras la masacre el Gobierno puso en marcha una serie de medidas y detuvo a miles de personas acusadas de rebelión y desorden público.

Para leer más