21 de octubre de 2019
23 de septiembre de 2019

HRW insta al Gobierno de Indonesia a proteger los derechos de los pueblos indígenas

HRW insta al Gobierno de Indonesia a proteger los derechos de los pueblos indígenas
Indígenas dayak de Indonesia durante un baile ritual.REUTERS / YUSUF AHMAD - ARCHIVO

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) ha instado este lunes al Gobierno de Indonesia a proteger los derechos de los pueblos indígenas que han perdido bosques y medios de vida tradicionales por las plantaciones de palma aceitera en las provincias de Kalimantan y Jambi.

HRW ha advertido de que la pérdida de bosques no solo daña a los pueblos indígenas locales, sino que está asociada al cambio climático.

"Las comunidades indígenas de Indonesia han sufrido un daño significativo desde que perdieron sus frondosos bosques ancestrales por las plantaciones de palma aceitera", ha afirmado la investigadora sobre mujeres y tierras de HRW, Juliana Nnoko Mewanu.

"El Gobierno indonesio ha creado un sistema que facilita la privación de los derechos indígenas sobre la tierra", ha aseverado Mewanu.

En su informe "Cuando perdimos el bosque, perdimos todo: plantaciones de palma aceitera y violaciones de derechos en Indonesia", de 89 páginas, la organización ha destacado los desafíos a los que se enfrentan los pueblos indígenas y en particular las mujeres.

Según HRW, el impacto de la producción de palma aceitera es visible en toda Indonesia, incluida la provincia de Papúa, donde los conflictos vinculados a la tierra son generalizados y con frecuencia se han relacionado con plantaciones de palma aceitera.

Según varias leyes de Indonesia, desde 1999 las empresas que buscan desarrollar plantaciones de planta aceitera deben consultar a las comunidades locales sobre cada etapa del proceso para obtener permisos del Gobierno.

Sin embargo, HRW no ha encontrado ninguna prueba de que las empresas consulten de forma adecuada a los afectados hasta después de que los bosques fueran destruidos.

La organización ha advertido de que la deforestación amenaza al bienestar y la cultura de las poblaciones indígenas y, además, tiene una importancia global en cuanto al cambio climático.

"La pobreza, el hambre y la pérdida de identidad que sufren los pueblos indígenas a cambio de la palma aceitera y los bienes de consumo que produce es una tragedia de Derechos Humanos", ha señalado Nnoko Mewanu.

"El Parlamento debería adoptar rápidamente el proyecto de ley para proteger los derechos indígenas para detener más daños irreversibles causados por la industria de la palma", ha añadido.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional