HRW pide a Birmania que libere a tres activistas kachin que intentaban ayudar a miles de civiles atrapados

HRW pide a Birmania que libere a tres activistas kachin que intentaban ayudar a miles de civiles atrapados
8 de diciembre de 2018 REUTERS / ANN WANG

MADRID, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ONG pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW), ha pedido a las autoridades birmanas que anulen las condenas emitidas este viernes contra tres activistas de la etnia kachin por difamar al Ejército, una acusación que la ONG considera completamente injusta al entender que solo intentaban ayudar a miles de civiles atrapados en un grave conflicto armado en el norte del país.

Los tres activistas, identificados como Zau Jat, Lum Zawng y Nang Pu, fueron sentenciados a seis meses de prisión y una multa de 500.000 kyats (unos 300 euros). En opinión de HRW, los tres simplemente se limitaron a reivindicar la difícil situación de los civiles atrapados en los enfrentamientos entre el Tatmadaw, las fuerzas armadas birmanas, y las milicias kachin.

"El Tatmadaw está utilizando una vez más las leyes penales de difamación para castigar a quienes critican sus actos", ha lamentado Phil Robertson, subdirector para Asia de Human Rights Watch.

"Al presentar cargos contra unos activistas que simplemente pidieron ayuda para los civiles atrapados por los combates, el Ejército muestra su falta de voluntad para acabar con los abusos", ha lamentado.

COMBATES

El 30 de abril y el 1 de mayo, miles de civiles quedaron atrapados por los combates entre el Ejército y las milicias separatistas kachin. Para pedir su rescate, más de 3,000 kachines realizaron una protesta pacífica en Myitkyina, la capital del estado.

Lum Zawng, abogado; Nang Pu, fundador de la Fundación Htoi de Género y Desarrollo, y Zau Jat, de la Fundación Nacional de Desarrollo Social Kachin, pronunciaron varios discursos durante estos días.

En ellos, acusaron a los militares de causar el desplazamiento y pidieron la evacuación de los civiles atrapados por los combates y el fin de los ataques aéreos en las zonas civiles. El 8 de mayo, el teniente coronel Myo Min Oo del Comando Regional del Norte del Ejército presentó quejas de difamación criminal contra los tres en virtud del artículo 500 del Código Penal birmano, la base de su condena.

"El uso de leyes penales de difamación contra activistas para participar en una reunión pacífica que plantea problemas de interés público es una restricción injustificable a la libertad de expresión", en opinión de la ONG.

Así, "el procesamiento de estos tres activistas es un golpe al corazón de la libertad de expresión, ya que restringe la capacidad de los ciudadanos para criticar a los gobernantes del país", ha señalado Robertson.

"El gobierno birmano debe decirle a Tatmadaw que esta demanda es inaceptable y debe actuar inmediatamente para anular las condenas y liberar a los tres activistas de la prisión", ha concluido.

Contador

Últimas noticias