10 de diciembre de 2019
14 de noviembre de 2019

HRW pide al Gobierno de Nepal que proteja los derechos de las ONG

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) ha pedido al Gobierno de Nepal que asegure que la próxima legislación para regular las organizaciones no gubernamentales proteja los derechos de libertad y asociación de los activistas.

"El Gobierno debe consultar con los activistas antes de introducir estas leyes", ha agregado en un comunicado la organización, que ha denunciado los intentos anteriores de Nepal por imponer leyes draconianas a ONG.

"Los activistas tienen miedo de que la legislación que está preparando el ministro de Interior debilite a la sociedad civil, incluyendo a las organizaciones que defienden los Derechos Humanos", indica el comunicado.

En este sentido, ha explicado que estos grupos han sido supervisados por el Consejo de Bienestar Social, un organismo del Gobierno establecido en 1992 para "coordinar" y "promover" las organizaciones no gubernamentales. Sin embargo, el Ministerio de Interior actual, quien es responsable de la seguridad interna, la ley y el orden, se ha hecho cargo de la regulación, el registro y la supervisión de las ONG, según HRW.

"Las ONG necesitan independencia para poder responsabilizar al Gobierno, criticar políticas, proponer ideas alternativas y representar diferentes puntos de vista", ha dicho la directora para el Sur de Asia de HRW, Meenakshi Ganguly.

El presidente de la ONG Federación Nepal, Jitbir Lama, ha manifestado la preocupación de las organizaciones de que el "Gobierno nepalí se enfoque en controlar" su trabajo, "en lugar de facilitarlo".

Ya en 2018, Nepal puso en marcha numerosas restricciones a grupos de activismo, que deben pedir permiso al Gobierno para recibir subvenciones extranjeras. Entre otras cosas, se les ha prohibido incidir en temas políticos, hacer "acusaciones inapropiadas", "difundir mala voluntad" o hacer cualquier cosa para "poner en peligro la civilización, cultura, relaciones sociales y armonía nepalíes". Además, los informes que envíen a sus países de origen deben ser aprobados por el Gobierno.

Ese mismo año, la oposición amenazó con acciones legales, por lo que muchas de estas medidas fueron revocadas.

Las ONG en Nepal han aceptado que algunas regulaciones sean necesarias como la relacionada a la gestión financiera, con el fin de evitar la corrupción, pero han enfatizado que el Gobierno nepalí infringe los derechos fundamentales de los ciudadanos a organizarse y a hacer campaña sobre los asuntos de su elección.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional