1 de marzo de 2021
30 de marzo de 2014

Humala considera "una infamia" los rumores de divorcio para allanar a su mujer la candidatura presidencial

LIMA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Perú, Ollanta Humala, ha considerado que son "una infamia producto de una mente desquiciada" los rumores que apuntan a que podría divorciarse de su mujer, Nadine Heredia, para que pueda concurrir como candidata presidencial a las elecciones de 2016.

"Me parece una infamia producto de una mente enferma o desquiciada plantear un escenario en el cual busquemos dañar nuestra familia como tal por intereses subalternos de política", ha dicho en una entrevista publicada este domingo por el diario peruano 'La República'.

Humala también ha expresado su enfado por las acusaciones del ex primer ministro Yehude Simón, que el pasado jueves sugirió, basándose en una fuente que no reveló, que el jefe de Estado podría tener un hijo extramatrimonial.

"Siento que he sido una víctima, como Nadine, de esa cultura que en Perú se ha venido dando de lanzar acusaciones sin pruebas. El daño ya está hecho. Si alguien quería hacer el bien, creo que no utilizó el buen camino", ha dicho.

Interrogado sobre si finalmente cumplirá su amenaza de querellarse contra el ex primer ministro, ha rehuido el tema. "Bueno, no solo yo. Las personas que están involucradas, me imagino", ha contestado, sin más detalle.

Humala ha insistido en la teoría de que todas estas especulaciones obedecen a una campaña de desprestigio contra la primera dama. "Nosotros nunca hemos dicho que vaya a candidatear, ese tema lo ha puesto el temor de algunos candidatos tempranos", ha asegurado.

El jefe de Estado ha defendido que Heredia se ha granjeado una gran popularidad "porque es una mujer que trabaja desde que iniciamos la construcción del Partido Nacionalista y ha visitado muchas actividades como apoyo a las políticas de Gobierno".

"NO ES PORTAVOZ DEL GOBIERNO"

Asimismo, ha aclarado que su mujer "no es portavoz del Gobierno". "Ella no es parte del Ejecutivo. No hay injerencia de la primera dama, lo que hay es injerencia de algunos políticos en tratar de minimizar al máximo su trabajo", ha sostenido.

Así, ha insistido en su crítica al Congreso por tener que realizar tres votaciones para dar su confianza al Gabinete del primer ministro René Cornejo, que asumió el cargo el pasado 24 de febrero a causa de la dimisión de su antecesor, César Villanueva.

"Aquí el Congreso tiene que reflexionar. Hay que saludar la responsabilidad de muchos parlamentarios y lamentar la utilización (por parte de otros) de una mañosería política para tratar de chantajear un Gobierno", ha dicho.

Sobre la dimisión de Villanueva, que según ha explicado él mismo se debió a la continua injerencia de Heredia, ha insistido en que la primera dama dijo la verdad al asegurar que el salario mínimo no estaba en debate y que el entonces primer ministro mintió al prometer una subida.

"Lo de Villanueva es un tema pasado. Le tengo todo el respeto del mundo, pero aquí la pregunta es si un primer ministro tiene derecho a mentir y si la primera dama tiene derecho a decir la verdad", ha señalado.

Con todo ello, ha adelantado que Heredia, "en su rol de presidenta del Partido Nacionalista, tendrá que hacer los trabajos propios acompañada probablemente de congresistas y dirigente y el trabajo como primera dama acompañando a las actividades del Gobierno".

CRISIS DE GOBIERNO

El pasado 17 de marzo, el Congreso de Perú dio su confianza al Gobierno de Cornejo, después de dos sesiones frustradas por la mayoría de las abstenciones y de los votos en contra por las suspicacias sobre Heredia.

El origen de esta parálisis gubernamental es la polémica que ha resurgido con fuerza en las últimas semanas por la gran influencia que la primera dama ejerce sobre el Ejecutivo, a pesar de que, oficialmente, no desempeña un cargo público.

Recientemente, el oficialista Gana Perú ha admitido que Heredia ejerce de coordinadora entre el Ejecutivo y el Legislativo, aunque esa tarea corresponde a Malka Maya, justificando esta injerencia por su cargo como presidenta interina del Partido Nacionalista.

El anterior primer ministro, Villanueva, ha acusado directamente a Heredia de su salida del Gobierno por desmentirle públicamente, junto al ministro de Economía, Luis Castilla, sobre la posible subida del salario mínimo.

Villanueva anunció que el Gobierno estaba sopesando subir el salario mínimo con el fin de sofocar la polémica por el aumento del salario -- hasta en un cien por cien-- de los ministros vía decreto y en fin de semana.

Si bien, no es la única polémica suscitada por Heredia. Desde hace un año se especula con la posibilidad de que sea la candidata presidencial a las elecciones que se celebrarán en 2016, por lo que estaría usando el cargo de primera dama como plataforma política.

Sin embargo, la actual Ley Electoral prohíbe que los cónyuges del jefe de Estado le sucedan en el cargo de forma inmediata, de modo que se ha sopesado la posibilidad de modificar esta norma jurídica, aunque, de momento, no se ha materializado.