27 de febrero de 2021
17 de enero de 2021

Hungría sigue con las devoluciones en caliente pese al dictamen contrario del Tribunal de Justicia de la UE

Hungría sigue con las devoluciones en caliente pese al dictamen contrario del Tribunal de Justicia de la UE
Valla fronteriza en la frontera entre Hungría y Serbia - 2019 GETTY IMAGES / CHRIS MCGRATH - ARCHIVO

BUDAPEST, 17 Ene. (DPA/EP) -

Hungría ha seguido realizando deportaciones de migrantes sin examinar posibles casos de asilo a pesar del dictamen contrario del Tribunal de Justicia de la Unión Europea publicado el pasado 17 de diciembre.

Desde esta fecha, la policía fronteriza húngara ha expulsado a más de 3.000 migrantes hacia Serbia sin darles posibilidad de solicitar asilo, ha denunciado un portavoz del Comité Húngaro de Helsinki por los Derechos Humanos, Andras Lederer.

"El hecho es que la policía de fronteras húngara sigue realizando deportaciones un mes después de la sentencia del TUE, lo que supone una violación evidente de la ley", ha indicado Lederer. "Es indignante que sigan haciéndolo así", ha añadido.

En su sentencia, el Tribunal con sede en Luxemburgo señala que las medidas tomadas por el Gobierno de Viktor Orbán en la frontera serbo-húngara deja a los migrantes que llegan a ese lugar en la "casi imposibilidad" de demandar asilo, a pesar de que este trámite es una "fase fundamental" en el proceso para resolver las peticiones de protección y de que los Estados miembro "no pueden demorarla injustificadamente".

Las deportaciones comenzaron en el otoño de 2015, cuando Orbán construyó una valla metálica en la frontera con Serbia e impuso la obligación a los demandantes de asilo de presentar su solicitud de protección internacional en la zona de tránsito de la frontera serbo-húngara mientras limita fuertemente el número de personas que pueden acceder a dicha zona, lo que complica a estas personas acceder a un procedimiento al que tienen derecho

En la práctica estas personas afrontan plazos de espera de entre once y dieciocho meses para poder acceder a las zonas de tránsito y poder por tanto formular su solicitud.

Además advierte de que debido a su carácter "generalizado y automático", el régimen de internamiento previsto por la normativa húngara en las zonas de tránsito, que afecta a todos los solicitantes con excepción de los menores de 14 años no acompañados, no permite a los solicitantes gozar de esas garantías.