25 de marzo de 2019
  • Domingo, 24 de Marzo
  • 10 de septiembre de 2008

    El huracán 'Ike' se aleja de Cuba y amenaza los yacimientos petrolíferos de Estados Unidos

    LA HABANA, 10 Sep. (Reuters/EP) -

    El huracán 'Ike' se alejó ayer de Cuba, perdiéndose en el Golfo de México rumbo a los yacimientos petrolíferos de Estados Unidos después de asolar la isla de punta a punta, y provocar la muerte de cuatro personas.

    'Ike' se adentró en el Golfo con vientos de 120 kilómetros por hora que lo convertían en un huracán de categoría 1, al borde de degradarse en tormenta tropical.

    Pero las aguas cálidas podrían fortalecerlo de camino a los yacimientos petrolíferos, donde Estados Unidos bombea un cuarto de su crudo y el 15 por ciento de su gas natural, según informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) estadounidense. "'Ike' podría transformarse en un importante huracán en el centro del Golfo de México", informó.

    'Ike' llegó a Cuba el pasado domingo por la provincia oriental de Holguín, recorrió unos 300 kilómetros de la isla y la abandonó por la costa sur al Caribe. Tras bordear el litoral, volvió a impactar en la isla ayer y atravesó de norte a sur la provincia occidental de Pinar del Río, devastada hace 10 días por el huracán 'Gustav'.

    A su paso a unos 100 kilómetros al oeste de La Habana castigó la capital con lluvias y vientos que causaron derrumbes parciales en 16 edificios, la mayoría antiguos.

    Asimismo, las autoridades evacuaron a 2,6 millones de personas, más del 20 por ciento de la población del país. Aún así, cuatro personas murieron debido a las inundaciones y corrimientos de tierra provocadas por el huracán, dos de ellos electrocutados y otros dos al derrumbarse de sus viviendas.

    HACIA TEXAS

    Un ligero desvío hacía el oeste llevaría a 'Ike' hacia el estado de Texas, limitando el riesgo para muchas de las 4.000 plataformas petroleras de Estados Unidos en la zona.

    Los pronóstico despejaron también el temor a que 'Ike' amenace Nueva Orleans, destrozada en 2005 tras el paso del huracán 'Katrina', que causó la muerte de unas 1.500 personas y pérdidas valoradas en 80.000 millones de dólares (56,5 millones de euros) en pérdidas.

    Las autoridades pidieron no bajar la guardia, ya que aunque el huracán ha abandonado la isla, las lluvias que lo acompañan seguirán machacando el país. "Las lluvias serán el factor de peligro más importante en los días en que el huracán todavía nos esté dando el puntal", dijo a la televisión estatal el coronel José Betancourt, de la Defensa Civil.

    En la provincia central de Sancti Spíritus ya acumulaban de 30 a 40 centímetros. Las autoridades observan con inquietud el crecimiento del río Cauto, en la provincia oriental de Granma, cuyo caudal continúa creciendo por la saturación de varias presas de la zona debido a la lluvia. Asimismo, el Gobierno anunció que varias provincias del este de Cuba comenzaron las tareas de recuperación.

    Casi todo el país permaneció ayer a oscuras, debido a que el viento derribó kilómetros de cables y las autoridades cortaron el suministro eléctrico para evitar accidentes.

    EVALUANDO DAÑOS

    El vicepresidente cubano, José Ramón Machado, revisó los destrozos en Baracoa, una ciudad colonial en el extremo este de Cuba donde 'Ike' derrumbó 300 viviendas y dañó otras 700. "El país ha acudido a todo lo que tiene", dijo.

    En el extremo oeste de la isla, la provincia de Pinar del Río resistió su segundo embate en 10 días. 'Gustav' provocó daños en más de 100.000 viviendas el 30 de agosto, además de arrasar la infraestructura civil. La magnitud de los destrozos de 'Ike' todavía no es clara, aunque la prensa oficial habla de miles de techos destruidos, cientos de viviendas derrumbadas, ríos desbordados y postes de electricidad y teléfono por tierra.

    El huracán destrozó plantaciones de café, sacudió con furia los campos de caña de azúcar del este de Cuba y además obligó a cerrar las minas y plantas de níquel en la provincia oriental de Holguín.

    Elisabeth Byrs, de la Oficina de Coordinación de los Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas en Ginebra dijo a los periodistas que "fuentes oficiales" en Cuba calculaban los daños de 'Ike' en entre 3.000 y 4.000 millones de dólares (2.123 y 2830 millones de euros).

    Por su parte, el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva llamó ayer al mandatario de Cuba, Raúl Castro, para preguntar "en qué podría ayudar al pueblo cubano", según informó la televisión estatal.

    'IKE' PERDONA A LA HABANA

    La capital cubana de La Habana se salvó del impacto directo de 'Ike', aunque sus fuertes vientos y lluvias arquearon palmeras y provocaron al menos 16 derrumbes parciales en muchos edificios en la capital.

    Las autoridades evacuaron a 248.000 residentes en las zonas vulnerables de la capital, una ciudad de más de dos millones de habitantes cuyas calles estaban desiertas ayer. En Santiago de Cuba, la segunda ciudad del país, 'Ike' afectó más de 3.350 viviendas y destruyó 115.