16 de octubre de 2019
27 de febrero de 2018

Al Hussein critica el "uso pernicioso" del derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU

Al Hussein critica el "uso pernicioso" del derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU
REUTERS / DENIS BALIBOUSE

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha criticado este lunes el "uso pernicioso" del derecho a veto por parte de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

"Junto a los que son criminalmente responsables, los que matan y mutilan, la responsabilidad de la continuación de tanto dolor recae en los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU", ha sostenido.

"Mientras el veto sea usado para bloquear toda unidad de acción cuando más se necesita, cuando podría reducir el sufrimiento extremo de gente inocente, es cuando los miembros permanentes deben responder ante las víctimas", ha recalcado.

Al Hussein ha destacado que "Francia ha mostrado un liderazgo encomiable para apoyar un código de conducta sobre el uso del veto", al tiempo que ha resaltado que "Reino Unido se ha unido a la iniciativa, respaldada hasta ahora por 115 países".

"Es momento de que China, Rusia y Estados Unidos se unan a ellos y pongan fin al uso pernicioso del (derecho a) veto", ha manifestado, antes de hacer hincapié en las crisis en Siria, República Democrática del Congo (RDC), Yemen, Burundi y Birmania

Así, ha argumentado que ciertos lugares de estos países --entre ellos Ghuta Oriental, Ituri y los Kasais, Taiz y Rajine-- "se han convertido en algunos de los más prolíficos mataderos de humanos en los tiempos recientes" y ha lamentado que "no se ha hecho lo suficiente (...) para evitar estos horrores".

"Una y otra vez, mi oficina y yo mismo hemos llamado la atención de la comunidad internacional sobre las violaciones de los Derechos Humanos que debían haber servido como inicio de una acción preventiva. Una y otra vez ha habido una acción mínima", ha lamentado.

Al Hussein ha apuntado que "la opresión está de moda otra vez, el Estado de seguridad ha vuelto y las liberades fundamentales están en retirada en todas las regiones del mundo". "También está en retirada la vergüenza", ha criticado.

"Los xenófobos y los racistas en Europa están rechazando cualquier tipo de vergüenza, como (el primer ministro de Hungría) Viktor Orban, quien este mismo mes ha dicho: 'No queremos que nuestro color se mezcle con otros'", ha dicho.

"¿No saben lo que pasa a las minorías en sociedades donde los líderes buscan la pureza étnica, nacional o racial? Cuando un líder electo culpa a los judíos de perpetrar el Holocausto, como se ha hecho recientemente en Polonia, y damos tan poca importancia a este hecho, nos debemos plantear una pregunta: ¿nos hemos vuelto todos locos?", ha puntualizado.

"Quizá nos hemos vuelto locos cuando las familias lloran en tantas partes del mundo por los que perdieron a causa del terrorismo brutal, mientras otros sufren porque sus seres queridos son arrestados de forma arbitraria, torturados o asesinados y son descritos como terroristas simplemente por criticar al Gobierno", ha señalado.

Al Hussein ha criticado que "muchos otros pueden ser asesinados por la Policía con impunidad porque son pobres", así como "que las niñas en El Salvador sean condenadas a 30 años de cárcel por abordar o que las mujeres transgénero en Aceh (Indonesia) sean castigadas y humilladas en público".

"Cuando (el activista bahreiní) Nabil Rayab es condenado a cinco años (de cárcel) por denunciar torturas o (la adolescente palestina) Ahed Tamimi es juzgada por doce cargos por abofetear a un soldado que aplica una ocupación extranjera", ha denunciado, entre una lista de abusos.

Entre estos casos ha destacado además el encarcelamiento de periodistas en Turquía y la "deshumanización" de la minoría musulmana rohingya en Birmania. "¿Por qué hacemos tan poco para detener esto, incluso cuando todos sabemos lo peligroso que es?", se ha preguntado.

"Son las violaciones acumuladas y no resueltas de los Derechos Humanos, y no la falta de crecimiento del PIB, lo que desencadenará conflictos que pueden romper el mundo", ha remachado.

Para leer más