16 de septiembre de 2019
3 de agosto de 2014

El impacto de un cohete provoca un nuevo incendio en el depósito de combustible del aeropuerto de Trípoli

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El impacto de un cohete ha vuelto a provocar este sábado un incendio en el depósito de combustible del aeropuerto internacional de Trípoli, en medio de nuevos enfrentamientos entre milicias rivales, según ha informado el diario 'The Libya Herald'.

El portavoz del Ministerio de Petróleo y Gas, Samir Kamal, ha detallado que el depósito ha sido alcanzado por un disparo directo, al tiempo que ha advertido del peligro de una eventual explosión en el lugar.

"El depósito ha sido rodeado por grupos armados desde todas las direcciones. Tenían distintos tipos de armas, incluyendo tanques", ha agregado, apuntando a una posible escalada en la violencia de los combates. "Esto provocó la retirada de los bomberos", ha dicho.

Las milicias que combaten desde hace semanas por conseguir el control del aeropuerto alcanzaron el miércoles un alto el fuego temporal para permitir a los Bomberos combatir el incendio desatado en el tanque de combustible a causa del impacto de un cohete.

Los enfrentamientos comenzaron el 13 de julio, cuando milicianos de distintas brigadas islamistas lanzaron la Operación Fajr (Amanecer) para arrebatar el aeropuerto a brigadas de tendencia liberal originarias de Zintan que controlan estas instalaciones desde la caída del régimen de Muamar Gadafi.

Todas estas brigadas, tanto las atacantes como las que controlan el Aeropuerto son reconocidas oficialmente como fuerzas legales por el Gobierno libio y están todas ellas formalmente bajo su control.

La situación llevó a Francia a cerrar el miércoles su Embajada y a evacuar a 30 de sus ciudadanos de Trípoli, apenas unos días después de que Estados Unidos evacuara a su personal a través de la frontera con Túnez.

El Gobierno español decidió evacuar el jueves temporalmente al embajador de España y al resto del personal acreditado en Libia, así como a otros ciudadanos españoles y de otras nacionalidades que así lo han solicitado, "al constatar el agravamiento de la situación de seguridad en Trípoli".

Libia vive una gran inestabilidad desde la caída del Gobierno de Gadafi, el 20 de octubre de 2011, debido, sobre todo, a la negativa de las milicias que ayudaron a derrocarle a entregar las armas y unirse a las fuerzas regulares.

Para leer más