20 de enero de 2020
9 de diciembre de 2019

Imputada en Suecia una exembajadora en China por excederse en sus funciones en conversaciones sobre un detenido

El caso está relacionado con el librero Gui Minhai, encarcelado en China

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Suecia ha imputado este lunes a una antigua embajadora del país en China por excederse en sus funciones en relación con un caso relacionado con los esfuerzos para liberar a un hombre con doble nacionalidad detenido en el país asiático.

En su comunicado, la Fiscalía ha resaltado que Anna Lindstedt "habría actuado más allá de los límites de la autoridad que tenía durante una reunión sobre asuntos consulares relacionada con el ciudadano sueco Gui Minhai, actualmente encarcelado en China.

"Durante la reunión, la embajadora estuvo en contacto con personas que representaban los intereses del Estado chino", ha dicho, antes de recalcar que, pese a la extensión de su mandato, "incluso los embajadores deben ceñirse a ciertas líneas e instrucciones".

Así, el vicefiscal Hans Ihrman ha recalcado que "en este caso consultar específico, excedió su mandato". "Un caso de arbitrariedad en las negociaciones con una potencia extranjera no tiene precedentes en la era moderna", ha zanjado.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores ha dicho en un comunicado estar informado de las investigaciones y ha añadido que "la empleada no tiene funciones en la actualidad".

Los cargos emanan de un encuentro organizado por Lindstedt en enero en un hotel de Estocolmo con dos empresarios que representaban a Pekín y Angela Gui, hija de Gui Minhai, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA. Como parte del acuerdo, Angela se comprometió a dejar de criticar a China en público, según los cargos.

Gui es uno de los vendedores de libros vinculados a una empresa editorial de Hong Kong detenidos por las autoridades chinas por publicar una serie de libros sobre líderes políticos del gigante asiático.

El detenido desapareció en 2015 durante unas vacaciones en Tailandia y apareció a principios de 2016 en la televisión estatal china, cuando admitió haber abandonado el país sin haber cumplido una pena suspendida de dos años de cárcel por su papel en la muerte de una persona cuando conducía borracho hace más de una década.

Para leer más