23 de febrero de 2020
29 de enero de 2020

Imputados en Gambia ocho dirigentes del movimiento ciudadano que exige la dimisión del presidente

Imputados en Gambia ocho dirigentes del movimiento ciudadano que exige la dimisión del presidente
Adama Barrow, presidente de Gambia - PRESIDENCIA DE GAMBIA

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Gambia han imputado este miércoles a ocho dirigentes del movimiento popular 'Three Years Jotna', que exige la dimisión del presidente, Adama Barrow, tras los incidentes registrados durante la protesta celebrada el domingo en la capital, Banjul.

La Policía ha imputado a estas personas, entre las que figura el presidente del movimiento, Abdou Njie, por asamblea ilegal, disturbios y destrucción de propiedades, según ha informado el diario local 'The Chronicle'.

Durante la jornada, el Partido Democrático Unido (PDU) --al que perteneció Barrow antes de las elecciones presidenciales de 2016-- ha expresado su preocupación por los incidentes del domingo y ha condenado el "desproporcionado uso de la fuerza" por parte de los agentes.

Las protestas del domingo derivaron en enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad después de que los agentes lanzaran gases lacrimógenos para dispersar la marcha, incidentes que se saldaron con más de 135 detenidos.

La manifestación, que había recibido autorización en un primer momento, fue posteriormente prohibida por las autoridades y derivó en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad cuando los participantes intentaron desviarse del recorrido para llegar al centro de la ciudad.

Tras ello, las autoridades anunciaron la ilegalización del movimiento ciudadano 'Three Years Jotna' y la suspensión de las emisoras Home Digital FM y King FM "hasta que se publiquen las investigaciones policiales sobre una violación de sus licencias".

"El Gobierno de Gambia considera la operación 'Three Years Jotna' como un movimiento subversivo, violento e ilegal y por ello prohíbe que opere en el territorio gambiano", dijo el portavoz del Ejecutivo, Ebrima Sankareh.

Asimismo, resaltó que el movimiento "nunca estuvo registrado legalmente", si bien "el Gobierno, en ejercicio de la apertura y respeto a los derechos democráticos de los ciudadanos, le permitió operar mientras sus actividades estuvieran ajustadas a las leyes".

Por ello, el PDU ha recalcado que la formación "es conocida por su respeto a los Derechos Humanos, la tolerancia y el respeto por la libertad de expresión y asamblea" y ha cargado contra las agresiones por parte de agentes contra manifestantes ya detenidos.

"El cierre de medios de comunicación es inaceptable", ha dicho en su comunicado, antes de reclamar a las autoridades que reabran las emisoras "inmediatamente", tal y como ha recogido el diario local 'Foroyaa'.

Por último, el antiguo partido de Barrow ha dicho que la represión de las protestas "no es lo que los gambianos esperaban ver tras 2016 ni el cambio por el que votaron en diciembre de 2016", en referencia a la victoria de Barrow ante el entonces presidente, Yahya Jamé.

EL MOVIMIENTO CONTRA BARROW

El presidente hace frente a un incremento de los llamamientos a presentar la dimisión y convocar elecciones, tal y como se comprometió tras asumir el cargo en 2017, contexto en el que ha surgido 'Three Years Jotna' (Tres Años son Suficientes).

Barrow accedió a la Presidencia como candidato de unidad de una serie de partidos opositores al exmandatario Jamé con el compromiso de que liderara un gobierno provisional durante tres años antes de convocar elecciones, a las que no se presentaría.

Sin embargo, parte de la coalición aceptó apoyar un mandato de cinco años, como contempla la Constitución, lo que ha provocado divisiones internas y ha derivado en protestas en las que han participado miles de personas.

Ante ello, Barrow creó su propio partido político y se negó a abandonar el cargo el 19 de enero, fecha en la que se cumplían los citados tres años de mandato.

Barrow, una figura relativamente desconocida cuando logró el apoyo de la coalición para presentarse a las presidenciales celebradas el 1 de diciembre de 2016, se impuso en la votación a Jamé, quien llevaba en el poder desde 1994, cuando encabezó un golpe de Estado.

Gambia es uno de los países más pequeños de África y solo ha tenido tres gobernantes desde que consiguió su independencia en 1965. El régimen de Jamé ha sido denunciado por torturar y matar a opositores y activistas de los Derechos Humanos.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional