25 de octubre de 2020
30 de septiembre de 2020

Inspectores de la AIEA acceden a una segunda instalación nuclear sospechosa de Irán

Inspectores de la AIEA acceden a una segunda instalación nuclear sospechosa de Irán
Central nuclear de Natanz, en Irán - GETTY IMAGES / MAJID SAEEDI - ARCHIVO

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) ha confirmado este miércoles que sus inspectores han accedido a unas segundas instalaciones de Irán sospechosas de llevar a cabo actividades nucleares, en el marco del acuerdo alcanzado en agosto a tal fin.

"Como parte de un acuerdo con Irán para resolver los problemas sobre la aplicación de cláusulas especificadas por la AIEA, la agencia ha llevado a cabo esta semana un acceso complementario a una segunda ubicación y ha tomado muestras ambientales", ha señalado en su comunicado, según ha informado la emisora Radio Free Europe.

Las autoridades iraníes anunciaron el 26 de agosto que había pactado con el organismo el acceso de inspectores a dos instalaciones iraníes para descartar que puedan haber albergado actividad nuclear prohibida, en un gesto de acercamiento con el que aspiran a avanzar en la "confianza mutua" tras meses de tensiones.

El organismo internacional había endurecido su presión sobre Teherán tras el reiterado rechazo al acceso de expertos en instalaciones situadas en la provincia de Isfahán y cerca de la capital. La junta de gobernadores de la AIEA adoptó en junio su primera resolución crítica con Irán desde la firma del acuerdo nuclear en 2015.

A principios de septiembre, la AIEA confirmó su acceso a la primera de estas instalaciones, donde los inspectores tomaron pruebas. El organismo dijo además que Irán tiene acumulado diez veces más uranio enriquecido que el autorizado en el acuerdo nuclear de 2015.

Las autoridades iraníes accedieron a las inspecciones dentro del acuerdo nuclear, que abrió la puerta a un levantamiento progresivo de las sanciones internacionales a cambio de un mayor control de la actividad industrial en la República Islámica, con el objetivo de descartar fines militares.

Dicho acuerdo se tambalea desde 2018, cuando Estados Unidos decidió desvincularse de los compromisos adquiridos. Irán ha aumentado desde entonces su actividad nuclear, sin que las potencias europeas firmantes del pacto hayan sido capaces de articular un texto alternativo que evite una posible escalada definitiva.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional