25 de mayo de 2019
28 de noviembre de 2014

Investigan la desaparición de al menos diez integrantes de autodefensas en Michoacán

MÉXICO DF, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Michoacán está investigando la presunta desaparición de al menos diez integrantes de los grupos de autodefensa desde el pasado domingo tras haber sido emboscados y presuntamente secuestrados por un grupo armado, según informa el diario 'El Universal'.

Los hechos se habrían producido en el poblado de Agua Verde, cerca de la comunidad indígena de Zirahuén, en el municipio de Salvador Escalante. La PGJE ha abierto la investigación preliminar después de que familiares de los desaparecidos bloquearan la autopista que une Morelia con Uruapan y Lázaro Cárdenas, para pedir que se atendiera su caso.

Los familiares han señalado que los desaparecidos forman parte de la Fuerza Rural --creada para integrar a los grupos de autodefensa surgidos en el estado para combatir a los cárteles de la droga-- del municipio de Uruapan y habían acudido a la citada comunidad después de que sus habitantes pidieran ayuda. Una vez allí, fueron emboscados y secuestrados por un grupo armado tras un tiroteo, sin que esté claro si hubo muertos o heridos.

La Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán ha negado los hechos, mientras que la PGJE no ha reconocido que los desaparecidos formen parte de las autodefensa y ha apuntado a que buscará a "los civiles".

Según el diario, los familiares de los desaparecidos han asegurado que las cabezas de dos personas encontradas el lunes en la carretera Uruapan-Carapán, pertenecían a un tío y un sobrino que formaban parte de la Fuerza Rural. Tanto la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la PGJE, han descartado esta versión y han indicado que eran civiles y vecinos del municipio de Apatzingán.

Sin embargo, los manifestantes que ahora han conseguido que la PGJE investigue la desaparición de sus familiares aseguran que los dos fallecidos formaban parte de este mismo grupo.