4 de diciembre de 2020
9 de junio de 2006

Irak.- El abogado español de Sadam denunciará ante organismos internacionales los "errores de procedimiento" del juicio

Saavedra y sus colaboradores viajarán a Bagdad para entrevistarse con el ex presidente si se les garantiza su seguridad

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El abogado español Javier Saavedra adelantó hoy que el comité internacional de defensa de Sadam Husein, del que forma parte desde el pasado abril, va a denunciar los "errores de procedimiento" que hay en el proceso contra el ex presidente iraquí ante la Corte Penal Internacional (CPI), el Tribunal Penal Internacional (TPI) de La Haya, el Comité de Derechos Políticos de la ONU o la Asamblea del Consejo de Europa.

En una comparecencia ante los medios de comunicación en Madrid, Saavedra opinó que se están dando varias irregularidades en el proceso contra Sadam y otros siete altos responsables de su régimen por la matanza de Dujail de 1982.

En primer lugar, afirmó que el equipo de jueces es "parcial" y está "contaminado", ya que fue nombrado 'ad hoc' y todos ellos pertenecen a una etnia diferente a la del ex presidente (son kurdos o suníes) y además estuvieron en el exilio durante su mandato. "Se podrían haber buscado jueces preparados capaces de mantener la apariencia de neutralidad (...) Se ha mezclado la instrucción con la posible sentencia. Eso ya es un juez contaminado (...) y el veredicto siempre estará cuestionado", indicó.

El comité internacional de defensa pretende también que Sadam sea juzgado por "un tribunal internacional imparcial que lo juzgue con total respeto a la normativa internacional y salvaguardando en todo momento las garantías fundamentales y los Derechos Humanos inherentes a todo habitante de este planeta". Esta nueva corte internacional sería similar a la que juzgó al ex presidente yugoslavo Sadam Husein o al creado para el genocidio de Ruanda.

Además, se solicitará una "segunda instancia", es decir, que su causa sea vista por un tribunal superior a la corte que le está juzgando en estos momentos. Si el ex presidente resulta sentenciado a pena de muerte, sería ejecutado en los 30 días siguientes, lo que "incumple todas las reglas internacionales y especialmente el pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos", recordó el comité internacional de defensa.

Saavedra quiso dejar claro en todo momento que su misión no es entrar a valorar temas como la legalidad o ilegalidad de la guerra de Irak, sino si se están cumpliendo "los mínimos exigidos para cualquier presunto reo con arreglo a los derechos fundamentales". "Espero que dé resultados. Con que admitiesen a trámite cualquiera de nuestros planteamientos, sería un gran éxito", señaló.

El letrado se mostró además "convencido" de que su labor dará resultados y que para él es un "honor" y una "satisfacción profesional" defender al ex presidente iraquí. "El nuestro es un trabajo legítimo y justo, para Sadam y para todos. Cuando defendemos los derechos sociales, estamos defendiendo a la sociedad entera (...) la sociedad española es la primera que entiende que al peor criminal del mundo se le juzgue con unos parámetros justos", afirmó, añadiendo que él "está al lado de los buenos, al lado de defender un proceso justo".

TRABAS A LA DEFENSA

En este sentido, recordó que, hasta que sea condenado, Sadam goza de "todos los derechos civiles, que son universales e irrenunciables, independientemente de sus acciones". Pero, según Saavedra, el actual juicio "no sigue las pautas del mundo civilizado", sobre todo en cuanto a los impedimentos que está sufriendo la defensa de Sadam, "que lleva varios muertos en su mochila", en referencia a los siete letrados que han sido asesinados desde que comenzó el proceso.

Al respecto, denunció la retirada por parte de los soldados estadounidenses de los servicios logísticos de transporte, alojamiento y seguridad al equipo de la defensa, a pesar de que el pasado 3 de junio el propio Ejército norteamericano confirmó que estaba obligado a aportar estos servicios.

Por ello, dijo que, aunque su propósito es viajar lo antes posible a Bagdad para hablar en persona con Sadam, no lo hará hasta que se cumplan "los mínimos denominadores de protección", ya que "dar la vida inútilmente no tiene sentido".

De materializarse finalmente el viaje --a instancias del propio Sadam y de su hija, Raghda Husein--, Saavedra y sus colaboradores en España serían "los primeros abogados internacionales en estar en Bagdad". En la capital iraquí permanecerían durante uno o dos días y allí solicitarían que se le practique una revisión médica al ex mandatario.