1 de diciembre de 2020
9 de junio de 2006

Irak.- Bush califica de "duro golpe" para Al Qaeda la muerte de Al Zarqaui y rechaza ofrecer un calendario de retirada

CAMP DAVID (MARYLAND, EEUU), 9 Jun. (EP/AP) -

El presidente estadounidense, George W. Bush, reiteró hoy que desconoce la fecha en la que las fuerzas iraquíes serán capaces de hacerse con el control de la seguridad del país y calificó de "duro golpe" para la red terrorista Al Qaeda la muerte de su líder en Irak, Abu Musab al Zarqaui.

Asimismo, Bush aseguró que la decisión sobre la retirada de las tropas estadounidenses dependerá de la evolución del nuevo Gobierno de Bagdad, especialmente tras el nombramiento ayer de los nuevos ministros de Defensa, Interior y Seguridad Nacional. "Creo que realizaremos una evaluación realista de la capacidad de las fuerzas iraquíes cuando el nuevo Gobierno comience a funcionar", indicó el presidente en una rueda de prensa junto al primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, aliado clave en el proyecto de Estados Unidos en Irak. La reunión se produce un día después de que el líder de la red terrorista Al Qaeda en Irak, Al Zarqaui, fuera abatido en una ofensiva aérea estadounidense en el país. No obstante, Bush señaló que la baja de Al Zaraqui no se traducirá en un descenso de la violencia en el país ni agilizará la retirada de las tropas norteamericanas.

"La eliminación de Al Zarqaui es un nuevo golpe para Al Qaeda", indicó. Pero "no va a suponer el fin de la guerra ni el de la violencia, pero ayudará mucho", aseguró.

Por su parte, Fogh Rasmussen, visitó recientemente Bagdad donde se reunió con el recién elegido primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, quien aseguró con optimismo que en unos 18 meses las fuerzas iraquíes podrán hacerse cargo de la seguridad del país.

En este sentido, Bush informó de que con el objetivo de estudiar este plan, mantendrá una reunión de dos días la semana que viene en Camp David junto a sus asesores de seguridad y comandantes militares. No obstante, responsables de Casa Blanca indicaron que en los encuentros del lunes y del martes no se establecerá el calendario preciso para la retirada de los efectivos estadounidenses.

Bush señaló que él y su equipo "analizarán el nuevo Gobierno y mirarán cuidadosamente este anteproyecto". "Cuando se producen este tipo de eventos inaceptables en Abu Ghraib y cuando se denuncian horribles eventos en Haditha, no solo se trata de una tragedia para las víctimas sino que daña nuestros propios esfuerzos y ofende a nuestros valores", indicó por su parte el primer ministro danés en relación con los últimos escándalos en los que se han visto involucradas las tropas estadounidenses.